30 abr. 2008

ORACIÓN

-Mi madre tuvo una educación religiosa muy consistente. Se educó en los colegios de las B.Y.M. de Zalla (Vizcaya), Irlandesas y en Notre Dame de Madrid, en donde aprendió las lenguas inglesa y francesa hasta el punto de utilizarlas como si fueran lenguas propias. Impartíó clases de ambas a los siete cursos de bachillerato en el Instituto de Enseñanza Media de Cáceres y en las Escuelas Normales de esta misma ciudad.
-Durante la Primera Guerra Mundial, colaboró con la Cruz Roja en Burdeos aprovechando la estancia en esta ciudad francesa de su padre, Ingeniero Industrial graduado en l´Ecole Centrale de Paris, quién fue pionero de la aviación española y muy directamente relacionado con la incipiente aviación comercial en aquella ciudad.
-Fue colaboradora durante muchos años en la revista “Cristal” siendo director D. José Ibarrola Muñoz y en la revista “Alcántara” , revista literaria que publicaban los servicios culturales de la Diputación Provincial de Cáceres, cuya dirección llevó mi padre, Pedro R.M., de manera magistral durante muchos años.
-Pensando más que nada en la educación religiosa recibida, voy a dar paso a la presentación de una oración compuesta por ella y que considero de un enorme calado religioso.

ORACION


Quiero seguir tus pasos, Jesús mío
por el duro camino del Calvario,
tus huellas marcaran mi itinerario
y me abrazo a mi cruz con desvarío.


Desgarrada y maltrecha en Ti confío
y al contemplarte envuelto en tu sudario,
con estático andar de visionario,
sólo morir crucificada ansío…

Quién osará quejarse de su suerte
viéndote así desfigurado y yerto,
ensangrentado el rostro, el cuerpo inerte¡…

Quiero seguirte, sí, con paso cierto
y en tu costado que el amor ha abierto
por siempre descansar tras de mi muerte¡

.

Mi madre Eladia M-E. A

28 abr. 2008

EXTREMEÑO EN CATALUÑA

En Cataluña cada vez están surgiendo más dificultades para que nuestros hijos puedan estudiar en castellano, poniéndose la situación sumamente complicada con respecto a la utilización de uno de los dos idiomas reconocidos por la Constitución como lenguas oficiales de la Autonomía.
La lengua es el más grande de los vetos que un pueblo impone a los demás en sus tendencias independentistas . En Cataluña, los políticos, y no así la ciudadanía, se sirven de su lengua diferencial, el catalán, no como un medio expresivos de una sentimentalidad lírica; sino como ariete disparado contra la madre común que es la Nación Española.
Al ciudadano, cuya lengua materna es el castellano, pocas soluciones le van quedando ya ante la cerrazón de los políticos catalanes. Concretamente y bajo mi punto de vista únicamente queda, denunciarlo o callar, aguantar y sufrir la situación o por el contrario marcharse como hiciera Santa Teresa en Ávila.


EXTREMEÑO EN CATALUÑA

Yo, como muy rebelde ciudadano,
que jamás en mano de nadie comí,
antes de arrodillarme puedo morir
sin acatar la orden del soberano.

Y si alguien me prohibiera el castellano
hasta el punto de tener que partir
diré "au revoir" y conjugaré el "finir"
y le saludaré con la mano.

Pero que nadie me eche de menos,
ruego que nadie se apiade de mi,
ya que por fin habré hecho lo que quiero.

A Extremadura me habré exiliado,
en donde sin duda seré feliz
al revivir de nuevo mi pasado.
Terly

27 abr. 2008

S C H E H E R E Z A D E









SIMBAD EL MARINO

Para celebrar que hoy es sábado, que tenemos todo el fin de semana por delante, que son las ocho de la tarde y que he pasado a la situación ideal de que me importe un rábano lo que suceda en el PP, entre Rajoy y Esperanza Aguirre o, entre Sirera, Alberto F. y Montserrat Nebrera, me he sentado en un buen butacón y me he puesto a escuchar música, que tampoco está nada mal elegir esta opción de vez en cuando.
Me encuentro como flotando en una nube de fantasía tras haber escuchado las notas mágicas escritas por Rimsky-Korsakov al componer la maravillosa suite sinfónica, Opus, 35 “Scheherezade". Me da la sensación de haber estado sumergido en lo más profundo de un sueño convertido en un cuento oriental, con muy diversas y fantásticas situaciones.. . Basada en el cuento de “Las mil y una noche”, escuchando la música con los ojos cerrados, da la sensación de estar viendo navegar a Simbad el Marino en su barco, o cuando, con él, se ve envuelto en una enorme tempestad que lo arrastra hacia las rocas. Una música que refleja perfectamente el ambiente oriental en el que se desarrolla esta obra, con un solo de violín que te hace soñar con todo el esplendor de la época y con el arte de la narradora Schehrazada, que salvó su vida, interesando cada noche con sus cuentos al cruel Sultán.
Lástima que estos relatos fantásticos tan bonitos te hagan llegar con el pensamiento a un Bagdad actual lleno de atentados, muerte y destrucción.; es…como despertar de un bello sueño...
.
SIMBAD EL MARINO (Dedicado a mis hermanos Juan M. y Pablo, Capitanes de la Marina)
.
Asi cuenta Terly a sus nietos el relato de Simbad el Marino, después de haber escuchado a la magnífica “Münchner Symphoniker Orchestra”, interpretar “CHEHEREZADE”
.
CUENTO:
.
Aunque heredé una fortuna
no utilicé mi cabeza
y me sumí en la pobreza
el desastre y la amargura.
.
Debí embarcar con premura
para buscar la riqueza
y acometí alguna empresa
de arriesgada aventura.

Tras afrontar una lucha
con una enorme ballena
casi me arranca una pierna
la miserable criatura.

Navegando por las mares
apacibles y serenas,
llegué a una isla muy bella
de lagos, valles y pinares.

Me adentré por una gruta
con diamantes como estrellas
y cogí una saca llena
sin contención ni mesura.

Un ave como una mula
de alas grandes como velas
me cogió por la cabeza
y también por la cintura.

Sin delicadeza alguna
me soltó sobre una peña
en una montaña negra
y fea como ninguna.

Llegué de nuevo a la mar
después de mucho sufrir
y tras a un hombre abatir
a un barco conseguí trepar.

Pasadas tres singladuras
a una isla pude llegar
donde me hicieron casar
con la hija de Rey Abdula.

Era enorme su hermosura
pero murió de repente
y enterrar era vigente
vivo al marido en su tumba

Con una enorme fortuna,
sin que el Rey se diera cuenta,
me escapé por una puerta
sin vigilancia ninguna.

Tras cruzar una llanura
al mar conseguí llegar
para de nuevo embarcar
a ésta mi triste figura.

Muy alegre y con premura
por fin llegué a Bagdad,
mi gran y bella ciudad,
tras esta vida tan dura.

Con diamantes la amargura
mejor se pueden llevar
por eso no vuelvo a embarcar
por más que el cielo se hunda.

Terly
Copyright, Terly ©

24 abr. 2008

V O L V E R






Hoy le toca a mi hermano. Si, mi hermano. Ese de la finca en Extremadura con casita y piscina a donde voy yo de vez en cuando a disfrutar de unos días de paraíso. El de la finca de las encinas y brezos, el de las nutrias, corzos, ciervos, jabalíes y zorros, el que tiene un amor por Extremadura que me sobrepasa y me deja pequeñito. Si, ese mismo.
A pesar de su amor por la tierra y la naturaleza, mi hermano es Capitán de la Marina Mercante y ha pasado su vida navegando por todos los mares del mundo. Tiene tantas experiencias para contarnos que llenaría muchos blogs como éste, pero, me cuesta sacarselas, a pesar de que tiene una pluma prodigiosa. Espero convencerle y que poco a poco también él vaya interviniendo en este blog seudo-familiar y nos cuente alguna de sus fantásticas experiencia como Marino Mercante.
Hoy por hoy, todo lo que de él he conseguido, ha sido que intervenga como comentarista en una de mis entradas, “MIS CAMPOS DE EXTREMADURA” . Como considero muy bello lo escrito, aquí lo publico a continuación.
---------------------------------------------------------------------

Bueno Terly, me has tocado mi fibra "bellotera" ahí va mi colaboración sobre mi tierra extremeña:

VOLVER
Cual hijo pródigo de su casa ausente,
torno de mis lejanías a encontrarte,
añorada y amada tras tanto tiempo,
cansado, envejecido, derrotado y triste.

En mi deambular por los mundos,
vi tu impronta en cada continente
y las que tras de sí dejaron,
los hombres que a España diste.

Mi juventud quemé sobre una quilla,
siguiendo mil rumbos por los mares,
alejándome del pardo verdor de mis lares
y sufriendo la orfandad del que huye.

En la infausta soledad de mis soledades,
soñé contigo tantas y tantas veces,
viendo en los faros de mi loca vida,
las pétreas torres de tus montes.

En las noches negras de estrellas rutilantes
y cabalgando sobre olas de colores,
el terral traía hasta mi barco,
tus brisas de jaras, tomillo y flores.

De mi incierta y errante vida,
retorno a ti siempre enamorado
y en la esperanza de mi fe perdida,
en tus caminos hoy, encuentro mi pasado.
SIMBAD


Gracias por permitirme esta aportación,que no es verso, ni es poesía, tan solo prosa barata.

23 abr. 2008

ELEGIA SEGUNDA




En un desgraciado accidente de automóvil, haciendo un pequeño recorrido por los alrededores de Cáceres, mi padre perdió la vida tras estar hospitalizado durante varios días en estado de coma. Fueron días muy difíciles de amargo dolor y de esperanzas de recuperación que no se vieron colmadas.
Poco después de su fallecimiento, mi madre escribió el siguiente poema que tituló como ELEGIA SEGUNDA.
Como os anuncié ayer, Día del Libro, y como prolongación de este día, os la transcribo a continuación.


ELEGIA SEGUNDA
A Pedro.


Esta tarde otra vez, como todas las tarde,
he llegado hasta el banco del alegre paseo,
pero tú ya no estabas, te fuiste para siempre
y tan solo he encontrado nuestro banco desierto.
La vida, al parecer, seguía igual que entonces,
ni un signo de dolor que marcara tu ausencia,
sólo mi corazón rebosaba amargura,
invadiéndome el alma una mortal tristeza.
Los niños, en sus juegos, se persiguen y gritan,
dando la sensación de pájaros en vuelo;
la pareja de novios, en su banco sentados,
repiten, en voz baja, sus múltiples requiebros;
y, hasta aquél viejecito tan triste y pensativo,
silencioso, en su banco, devanaba recuerdos.
El sol iluminaba las flores como siempre
y, yo, como una réplica del solitario viejo,
al no encontrarte ya, lector impenitente,
me senté en nuestro banco y he llorado en silencio.

FIESTA DEL LIBRO - ELEGIA - 1ª








Hoy se celebra la fiesta del libro, una fiesta simpática, atrayente y sumamente entrañable, es una fiesta que consigue animar a la lectura y tiende a facilitarla amarla y enaltecerla.
El libro es el contenedor donde se encuentra depositado todo el saber y el sentir de los hombres, los misterios de la ciencia, de la medicina, del arte o la poesía, de la historia, las leyes que nos rigen, y todo este material acumulado nos permite formarnos, obtener conocimientos, sabiduría, disfrutar de relatos reales o ficticios, situarnos en periodos ya pasados o crearnos una idea de lo que pueda ser el futuro y sobre todo tiene el grandioso cometido de traspasar nuestros conocimientos a las generaciones venideras.
Mi padre fue siempre un amante de la lectura, como decía en mi entrada anterior, era un lector impenitente y muy difícil de verlo sin un libro en la mano, leía mucho y leía bien.
Este pequeño relato me dará pie para publicar a continuación una poesía que mi madre le dedicó y que se refiere a una situación que se repetía machaconamente todos los días.
Mi padre, cuando terminaba su trabajo, se iba a un parque de Cáceres y se sentaba en un banco a leer mientas esperaba la llegada de mi madre, siempre ocupada con las tareas de la casa, no en balde éramos seis hermanos y para no sentirnos solos vivía con nosotros también un tío nuestro.
La poesía se llama “ELEGIA” y consta de dos partes, para no resultar pesado, publicaré hoy la primera y mañana la segunda.


E L E G I A

Todas, todas las tarde con tu libro en la mano
me esperas en el banco del alegre paseo
donde gritan los niños, hablan bajo los novios,
y solos y en silencio toman el sol los viejos.

¿Dónde está nuestra infancia, patrimonio florido,
nube color de rosa porque el sol la ilumina
y nuestra juventud de bellas ilusiones?
¡Oh dulces, adoradas ilusiones perdidas!

Todo pasa y no vuelve, y nosotros seguimos
nuestra ruta en el mundo camino de lo eterno.
¡Cuántas veces al tiempo le decimos: “¡Espera!”
y el tiempo insobornable nos responde: “¡No puedo!”

De nuestro largo viaje ya en su postrer jornada
unidos como siempre, bien pronto hemos de entrar.
nuestros hijos crecieron: “Los niños ya son hombres”
Te digo y se sonríe mi orgullo maternal.

Con tu libro en la mano, como todas las tardes,
espérame en el banco del florido paseo,
donde gritan los niños, hablan bajo los novios
y solos y en silencio toman el sol los viejos.

¡Qué pena da pensar que ha de llegar el día,
ese día terrible tan cierto y tan temido,
que inútilmente esperes que yo acuda a tu lado
o que salga y me encuentre solo el banco vacío!.

20 abr. 2008

EL PRIMER BESO


Para que vayáis conociendo poco a poco a mi familia, hoy voy a presentaros a mi padre:
Había nacido en Cáceres y era hijo único de una familia acomodada de clase media. Lector impenitente, jamás se le veía sin un libro en la mano. Estudioso, conocedor como pocos del lenguaje, muy exigente para con los demás e incluso consigo mismo.
Fue un escritor de asombrosa formación autodidacta. Siendo pequeño, se negó a acudir a la escuela (era hijo único) y no recibió más educación que la que le proporcionó, dándole algunas lecciones, una tía suya. Esto hizo que se formara gracias a la enorme afición lectora y pasión por los libros.
Llegó a ser director de una revista literaria durante más de veinte años, siendo exponente de la actividad cultural y literaria de Cáceres y Badajoz.
Publicó una extensa colección de libros (Novelas y cuentos, poemas en verso y prosa, crítica literaria, ensayos, críticas lingüísticas, pensamientos y divagaciones, etc.).
Por Siete ensayos sobre el Romanticismo español, obtuvo el Premio "Cartagena" de la Real Academia de la lengua Española. También obtuvo el premio Valera, el premio Sabadell de poesía, etc.
Era sin duda romántico en sus gustos poéticos, y fiel así mismo y a los conocimientos preceptivos del lenguaje. Solemne, ligero, burlón y festivo, a pesar de esconder al final la amargura de su casi constante pesimismo.
Nos dejó una magnífica frase perteneciente a una de sus poesías. “Morir es tornar a vivir definitivamente”
Después de esta pequeña presentación, ahí va una de sus poesías.


EL PRIMER BESO

Susurraste una queja en mis oídos;
la tarde declinaba dulcemente;
aurirrosada luz en el poniente
y arrullos de las aves en los nidos.

“¡Si me quisieras como yo te quiero!”
con dolorido acento me dijiste,
y a cambio de tu queja recibiste
un beso de mis labios: el primero.

¡Qué dulce y fugitivo nuestro gozo!
Con blanda y suave mano me apartaste
como doncella en su pudor herida.

Tus labios exhalaron un sollozo,
pero en el fondo de mi ser dejaste
la lumbre de tu carne, derretida.

Mi padre, Pedro R.M.

ROMANCE A UNA GATA

De Terly
.
.
.


ROMANCE A UNA GATA
(Madrileña de Madrid)
.
.
Camina con la elegancia
del riachuelo cuando baja
por mitad de la alameda
escondiéndose entre matas.
.
Jovial, sencilla y graciosa
dulce canción su palabra,
de cariño el pecho lleno,
de pasión y fuego el alma.
.
Sus manos breves y suaves,
viva, castiza y chulapa,
su tez de nácar y seda
y luz de luna que abrasa.
.
Sus ojos son dos estrellas
y destellos su mirada,
cuando me miran me ciegan
y al no me mirarme me matan.
.
Su ardiente boca es un cráter
que al rojo vierte su lava,
si se posa ¡ay! en mis labios,
en fuego convierte mi alma.
.
Yo quisiera que este fuego,
nunca, jamás se apagara…
¡Mis labios por siempre unidos
a los labios de mi amada!... .
.
Terly
Copyright, Terly ©
.

19 abr. 2008

POEMA DEL CIEGO






Como ya anuncié en una de mis anteriores entradas, transcribo a continuación una poesía de mi madre esperando que os llegue al fondo de vuestros sentimientos al igual que llega al fondo de los mios.




Sus manos finas, breves, inquietas, temblorosas,
buscaban el contorno, la forma de las cosas.
-¿Cómo será este libro? ¡Quién pudiera leerlo!
Tendrá hermosas estampas, mas nunca podré verlo.
E invade su alma ingenua vaga melancolía,
porque en su larga noche nunca amanece el día.
Inconsciente, un suspiro se le escapa al pequeño.
Es que en sus manos tiene ¡un avión de ensueños!...
-¿Cómo es este juguete? Contesta madre mía.
-Yo no sé, hijo del alma... ¿Cómo te explicaría?...
Tiene de ave la forma. Tal vez de mariposa.
Y en sus brazos al hijo acoge cariñosa.
Mientas el niño ciego su rostro acariciaba:
¿Cómo será mi madre? -en su interior pensaba-.
Y una voz misteriosa le decía
con cruel ironía:
¡Sufre del destino los antojos,
que no se hizo la luz para tus ojos!


Camina lentamente del brazo de su amada.
¿Que mejor lazarillo tuvo nunca el amor?
Y aunque sus ojos claros miran sin ver las cosas,
va sintiendo el paisaje que tiene alrededor:
El dosel que formaba la frondosa arboleda;
el verdor de los campos, salpicados de flores;
la alegría del sol que brilla deslumbrante,
que todo lo embellece con sus rojos fulgores.
Y allí lejos..., muy lejos, velados por la bruma,
horizontes lejanos de contornos inciertos,
y a su lado...unos ojos que quisieran dar vida
inundando de luz sus pobres ojos muertos.
Y una voz misteriosa repetía
con cruel ironía:
¡Sufre de tu destino los antojos,
que no se hizo la luz para tus ojos!



Torpes los movimientos, la piel rugosa y fría,
junto al fuego, el anciano, la madeja deslía
de sus gratos recuerdos y dulces emociones.
¡Recordar..., es la vida de viejos corazones!
Aquel juguete nuevo de construcción extraña;
Aquel amor inmenso que amante le acompaña
a través de la vida y hasta la misma muerte.
(Qué´sólo les separa por ser esta más fuerte!)
Privado desde niño de la luz de sus ojos
nunca pudo admirar los bellos labios rojos,
ni el oro del cabello de la mujer amada,
ni ofrecerle alma y vida sólo en una mirada...
No vio salir el sol en mañanas radiantes ,
ni contempló la noche de estrellas rutilantes.
Flores, pájaros, nubes, todo cuanto en la vida
es admirable y sumo y a extasiarse convida;
ni los lagos tranquilos, ni la mar encrespada,
sus pupilas serenas ¡no gozaron de nada,!...
y una voz celestial le repetía
en su triste agonía:
"No temas del destino los antojos,
porque la luz de Dios
llenará de fulgor la noche de tus ojos!"

Mi madre Eladia M-E. A

13 abr. 2008

EL BARCO DE PLATA (2ª Parte)



Mi madre tenía, a pesar de su edad, una cabeza magnífica. Su última poesía la escribió después de haber cumplido ya los 100 años. Las rodillas no le acompañaban y como tenía problemas de movilidad, lo hacía en silla de ruedas, pero su cabeza sin embargo era un portento. Era muy aficionada a resolver crucigramas, nos pedía libritos siempre de la máxima dificultad y se los bebía como agua. Un día, estando en casa de una de mis hermanas y después de haber hecho una comida, sobria en cuanto a su dificultad digestiva, pero no escasa, tenía un buenísimo apetito, le pidió a mi hermana que la acompañara para, como todos los días solía hacer, reposar unas dos horitas en la cama. Se sentó en el borde de ésta, apoyó la cabeza sobre la almohada y se quedó dormida para siempre. Le faltaban unos días para cumplir los 102 años.
Nunca puede uno alegrarse de la muerte de una madre, pero lo que si me pareció maravilloso, es que terminara su vida sin el más mínimo sufrimiento. Aquel mismo día, entre las lágrimas, lógicas de quien acaba de perder a un ser querido, escribí los versos que podéis leer a continuación.




EL BARCO DE PLATA
(2ª Parte)


Instalado en el dolor por la muerte
de mi madre, E.M-E.A

---------------------

Después de largo navegar
hoy llegaste a tu destino
y has dejado estelas blancas
que me marcan el camino,

estelas de plata y cristal
sobre mar embravecido,
espléndidas, luminosas
y de brillos infinitos.

Que sepa seguir tu rastro
a Dios con fervor le pido
y que la fe que me dejas
por siempre viaje conmigo.
Terly
Copyright, Terly ©

12 abr. 2008

EL BARCO DE PLATA (1ª parte)

Como los versos que escribo hoy están dedicados a mi madre, versos que le recité personalmente el día en que celebramos, como a mi me gustaba decir, sus primeros 100 años, os diré de ella que era una mujer con una sensibilidad exquisita, que escribía poesías de una gran delicadeza con dulzura y sencillez(ya iré colgando en este blog algunos de de sus poemas con una etiqueta que pienso abrir de "colaboraciones") y que cuando sentía algo dentro de su alma y quería expresar sus sentimientos, pulsaba la lira y con la mayor espontaneidad manifestaba su intimidad creadora, que cautivaba a quien la leía.


EL BARCO DE PLATA

A mi madre, E.M-E A, al cumplir
los 100 años

-----------------------

Navega el barco de plata
sobre las olas del tiempo,
embravecidas a veces,
otras en calma y sosiego.

De amor tus velas henchidas,
amor más fuerte que el viento,
navega el barco,... navega,
sobre las olas del tiempo.

Tu corazón es mesana,
tu familia es firmamento,
estrellas que te iluminan
en tu viajar a lo Eterno.

Algunas fueron fugaces
y se marcharon al Cielo,
de allí fulgores emiten
que en plata te convirtieron.

Navega el barco de plata
sobre las olas del tiempo,
navega…barco…navega…
tu fe te lleva a buen Puerto.

Terly
Copyright, Terly ©

11 abr. 2008

AMANECER EN ALIA (Pueblecito Cacereño)

.
.
.


AMANECER EN ALIAS
(Pueblecito Cacereño)
.
. En blanco corcel de luz
se acerca ya la mañana
y un perro madrugador
sus fieros ladridos lanza.
.
Colores del Arco iris
adornan sus blancas casas
y del jazmín su perfume,
embriaga la despertada.

.
Al azul limpio del cielo
extienden sus breves alas
vencejos y golondrinas
e interpretan sus baladas.
.
En la era gira el trillo,
sobre el trillo, la zagala,
color de paja su pelo
y dos rosas en la cara.
.
Olores a horno de leña,
de leña de seca jara,
de pan y de perrunillas
hechas a la vieja usanza.
.
El pastor con sus ovejas
abandona la majada
entre suaves tintineos
que le amenizan la marcha.
.
Muy lejos, allá muy lejos,
medio ronco un gallo canta…
¡que nadie calle su canto
que con él anuncia el alba!
. Terly

10 abr. 2008

MIS CAMPOS DE EXTREMADURA


MIS CAMPOS DE EXTREMADURA

Uno de mis hermanos tiene una finca preciosa en los aledaños de Guadalupe (Cáceres), rodeada de montañas, en un valle verde lleno de encinas, alcornoques, jaras, brezos, y otros arbustos que me tienen cautiva el alma
Por la finca pasa un riachuelo, atravesándola toda ella, en donde hemos llegado a ver nutrias. (Lo de riachuelo lo digo sin que éste se entere pues según haya sido el invierno puede llegar a parecer el Amazonas) Pero no son las nutrias las que más me llaman la atención sino todos los animales de caza que allí se acercan para beber. Magníficos ciervos, con unas cornamentas como árboles de grandes, corzos, jabalíes, a veces con sus javatillos, zorros y otros muchos animales a los que en muchas ocasiones esperamos a la caída de la tarde para, escondidos entre los matorrales, fotografiarlos o recrearnos con su presencia.
Tiene casa y piscina y acudir en verano a visitarlos significa disfrutar de unas vacaciones que no se podrían pagar con dinero.
Una de las cosas que allí más me impresiona es contemplar el firmamento por la noche tumbado en una hamaca y amenizado por el “cri…cri…” de los grillos a los que, sin duda alguna, le hubiera gustado dirigir en su concierto al mismísimo Herbert von Karajan.
Nunca en mi vida he visto tantas estrellas y con tanto brillo. Da la sensación de que puedes tocarlas con los dedos y acariciar las constelaciones con la palma de la mano.
Existe cerca de la finca un pueblecito que me tiene cautivado por lo extremeño de sus casas y lo singular de sus habitantes. Este pueblecito se llama ALIA. Pertenece a la provincia de Cáceres y se encuentra situado muy cerca de Guadalupe.
Todo este relato lo he comenzado como cabecera de unos versos que quería escribir sobre este pueblecito pero como ya se me ha hecho tarde y me he extendido demasiado, los versos los dejaremos para mañana.

9 abr. 2008

LAS CAMPANAS DE LA TORRE

Hoy es mi bautizo bloggero. Permitidme que en este día tan señalado me acuerde de mis nietos.  No penséis que porque tenga nietos soy un viejete impenitente, no, como ya decía en mis datos personales no soy ni joven ni viejo y ahora añado…sino todo lo contrario.
Aunque pueda resultar como un puñetazo en un ojo por estar en el mes de abril, se trata de un villancico que les hice en Navidad No me perdonarían que en éste mi bautizo, no pensase en ellos, y yo tampoco.
Léase pensando en la música de “ande ande ande, la Mari morena”
Mis saludos a todos los que ya empiezan a ser mis amigos y benevolencia.



 
 
LAS CAMPANAS DE LA TORRE

Por un camino muy largo
llegamos a un pueblecito
con una iglesia muy grande
y su cura Don Benito…
 
(Estribillo)
 
"Tira de la cuerda
de la cuerda estoy tirando
tira de la cuerda
para que sigan sonando"
........
 
La iglesia tiene una torre
que llega hasta el infinito
con dos campanas de bronce
que no suenan ni un poquito…

(estribillo)

El “señó” Paco pregunta
a la Juana y la Fermina
por qué no suenan de noche
y tampoco por el día…

(estribillo)

Nadie tira de la cuerda
por eso están en silencio
hay que tirar de la cuerda
para armar gran estruendo…

(estribillo)

Finalmente Don Benito
con Emilio el sacristán
han tirado de la cuerda
y las han hecho sonar…

(estribillo)

Porque ha nacido Jesús
en un humilde portal
las campanas de la iglesia
deben sonar y sonar…

(estribillo)

Al son de las castañuelas
la zambomba y pandereta
las campanas de la torre
anuncian esta gran fiesta

(estribillo) (2)
.
JJRME (Terly)

8 abr. 2008

MUY DIFICIL CUANDO NO SE SABE, ESPERO APRENDER

Acabo de nacer en este mundo del blog, todo cuanto veo a mi alrededor me parece enormemente grande. No sé caminar, no he apredido ni a dar mis primeros pasos, aunque confío en que dentro de este mundo blogosférico existirán almas caritativas que me ayuden a mantenerme en pie y que, en todo caso, los golpes que me vaya dando no sean tan grandes ni dolorosos como para no desear haber nacido. He dado mis primeros vistazos, sin moverme de esta cuna que me vio nacer , por las letras de algunos blogs que ya empiezan a serme familiares (Zapaterías Rimadas, Tocando la Lira, La vida se va Complicando , Arte de lo Posible, Alejandro Popular, etc.) y gracias a ellos me he ido aficionando y haciendo pequeños escarceos y dejando comentarios con el seudónimo de Terly. Espero no ser demasiado torpe y que el aprendizaje sea breve, en todo caso sería mi deseo que si alguien conecta con este blog y tiene la amabilidad de leer mis post , tenga también un alto grado de benevolencia conmigo.

VARON



VARÓN


¡Me jiedin los hombris
que son medio jembras!
Cien vecis te ije
que no se lo dieras,
que al chinquín lo jacían marica
las gentis aquellas.
Ahora ya lo vide, y a mí no me mandis
más vecis que güelva.
Te largas tú a velo,
que pue que no creas
que tu cuerpo ha parío aquel mozu,
ni que lo cebasti con tu lechi mesma,
ni que tieni metía en la entraña
sangri de mis venas.
N'amás de mimarros
y delicaezas.
Ha queao lo mesmo que un jilo
paliúcho y sin chispa de juerza.
Ca instanti se lava,
ca instanti se peina,
ca instanti se múa
toa la vestimenta,
y se encrespa los pelos con jierros
que se lo retuestan,
y en los dientis se da con boticas
de unos cacharrinos que tieni en la mesa,
y remoja el moquero con prenguis
n'amás pa que güela,
¡Jiedi a señorita
dendi media lengua!
Se levanta a las nuevi corrías
y a las doci lo mesmo se acuesta.
¡Va a ponersi pochu
si acotina de aquella manera!
¡Güeno está pa mandalo a bellotas,
pa ayualmi a escuajal en la jesa,
pa jacel un carguju de tarmas
y traeselo a cuestas,
u pa estalsi cavando canchalis
dende que amaneci jasta que escureza!
Los muchachos de acá me esconfío
que mos lo apedrean
cuantis venga jaciendo pinturas
u jablando de aquella manera:
Verás cómo el mozu no tieni
ni agallas ni juerza
pa el primero que quiera molarsi
rompeli la jeta.
Ya no ice padri,
ni madri, ni agüela.
«Mi papá, mi mamá, mi abuelita...»
así chalrotea,
como si el mocoso juesi un señoruco
de los de nacencia.
Ni mienta del pueblo, ni jaci otro oficio
que dil a la escuela
y palral de bobás que allí aprendí,
que pa na le sirvin cuantis que se venga.
Pa sabel sus saberis le ije:
-«Sácame la cuenta
del aceiti que hogaño mos toca
del lagal po la parti que es nuestra.”-
Se maquilan sesenta cuartillos
p'acá parti entera,
y nosotros tenemos, ya sabis,
una media tercia
que tu madre heredó de una quinta
que tenía tu agüela Teresa».
¡Ya ves tú que se jaci en un verbo!
Sesenta la entera,
doci pa la quinta,
cuatru pa la tercia,
quita dos pa una media, y resultan
dos pa la otra media.
Pues el mozu empringó tres papelis
de rayas y letras,
y pa ensenrearsi
de aquella maeja,
ijo que el aceiti que a mí me tocaba
era «pi menus erre», ¿te enteras?
¡Pus pués dil jacindu
las sopas con ella!
¿Y esos son saberis?
¡Esas son fachendas!
No le quise mental del guarrapo
ni le ije siquiera
que hogaño vendimus el churru
pa comprar un cachuju de tierra.
¡Allí no se jabla
de esas cosas ni en ellas se piensa!
N'amás que se jaci comel confituras,
melcal vestimentas,
dirse a los cafesis,
dirse a las comedias
y palral de bobás que no valin
ni siquiá una perra.
¡Jolgacián como el nuestro muchacho
no va a haberlo si aquí no se enmienda!
Yo no lo distingo de otros señorinos
que con él se ajuntan y jolgacianean.
¡Son como maricas!
¡Juy, qué vestimentas!
Ves una persona
por detrás, en la calle, tan tiesa
y endi lejus no sabis de cierto
si es macho u es jembra.
Güelin a lo mesmu
como las ovejas,
y p'aquí no es asína, que ca cosa
güeli a su manera:
güeli a macho la carni de hombre,
y la carni de jembra da a jembra.
Hay que dil a buscar al muchacho
cuantis que se puea,
y decile a aquellos señoris
que esu no quita pa que se agraeza,
pero que a su padri le jaci ya falta;
y asína le enreas.
No lo quió jolgacián, aunque muchos
saberis trujiera.
Y no es esu solu, lo que a mí me enrita,
son otras cosas que me jacin más mella...
Hay que dil a buscalo ca y cuando:
que venga, que venga;
porque, mira: ¡me jiedin los hombres
que son medio jembras!...

José Mª Gabriel y Galán

FOTOGRAFÍAS DE EXTREMADURA

1
 .
2
.
3
 
.
 4
.
 5
.
 6
.
 7
.
 8
.
 9
.
 10
.
 11
.
 12
.
 13
.
 14
.
 15
.
 16
.
 17
.
18
.
19
.
20
.
 21  
.
 22
.
 23
.
24
.
 25
.
26
.
 27
.
 28
 .
 29
 .
 30
.
31
.
 32
.
 33
.
 34
.
 35
.
36
.
37
.
38
.
 39
.
 40
.
41
.
 42
.
43
 .
44 
.
45 
 .
46
.
47
.
 48
 .
49 
.
 50
.
51
.
52
.
 53
.
 54
.
 55
.
56
.
 57
.58

.
 59
.
60
.
 61
.
.62
.
 63
.
 64