27 nov. 2012

CÁCERES

Autor: JJRME - Terly






CÁCERES.

Se incendia por instantes la ciudad
y en vivas llamaradas arde el cielo,
el sol su luz expande en torreones
que  pinta con reflejos de oro viejo
 
La noche va cayendo inexorable
al son del crotorar de las cigüeñas,
el áspero  graznido  de las chovas
se escucha en  atalayas y callejas.
 
Cerrad  la puerta, el Arco de la Estrella,
que nadie turbe el sepulcral  sosiego
sus empedradas y serenas calles
por siempre renunciaron al torneo.
 
Mostrad vuestro respeto, gente amiga,
la historia duerme el sueño de los siglos
mecida por  sus  piedras centenarias,
guardada por blasones de granito.
 
Permitid que descanse  la nobleza,
que reposen moriscos y plebeyos,
judíos  y valientes militares
y  espadas que causaron tantos muertos.
 
JJRME (Terly)
 

FOTOS DE CÁCERES     



 MÁS FOTOS

20 nov. 2012

LIDERES

Autor:
Pablo Romero Montesino-Espartero
(mi hermano)




LIDERES

Todo el que haya visitado Hyde Park en Londres, puede que se haya topado
con el “ speaker´s corner” y a algún orador en faena, opinando,
criticando o simplemente promocionándose políticamente. Me pregunto por
qué no les imitamos aquí en España haciendo uso de nuestras libertades,
para expresar aquello que no siendo tertuliano en la radio o columnista
de un periódico, no te está permitido exponer a tus conciudadanos.

En los periódicos es muy difícil pasar la “criba” del redactor y en las
tertulias radiofónicas, cuando sale un espontaneo que puede eclipsar a
alguno de los tertulianos o al mismo director de la misma, éste,
haciendo uso del “mando a distancia” de su mesa, sin tan siquiera
despedirse de él, lo manda al limbo de las ondas hertzianas.

Estamos huérfanos de líderes. ¿Quién puede asegurar que de un orador
anónimo del Parque del Retiro -por ejemplo- no pudiera salir un
extraordinario gerente para España o un Adenauer para Europa? Propongo
que las televisiones abandonen por un rato sus programas del corazón,
las tripas y el faranduleo y ponga en antena una “Operación Triunfo” en
busca de lideres que nos saquen del agujero en que nos han metido los de
siempre.

Pablo Romero Montesino-Espartero

13 nov. 2012

M I E D O

Autor:
Pedro Romero Mendoza
(mi padre)





MIEDO
.
Caminé
por las estrechas calzadas;
bajo los toldos acuchillados de colores
y el artificio de la luz divulgadora.
Sin oír
el grito clamoroso de la muchedumbre enardecida:
los soberbios y los irascibles,
los concupiscentes y los hambrientos
que, aullando
como perros rabiosos,
iban tras de mí.
Yo les miraba con ojos casi beatíficos,
y les decía: “ ¡Estáis muertos! “

pero a pesar de todo
brindábales en la punta de mis dedos alargados
la solución de sus problemas.

Caminé
por los suburbios de gente cochambrosa,
entre quejidos y lamentos,
bajo el signo de la noche inexorable,
y me miraban torvos,
hirientes, como flechas enherboladas,
y yo les decía lo mismo: “ ¡Estáis muertos! “
y les restregaba los ojos con las ortigas de mis dedos afilados.

Caminé
sobre las rocas de las playas desiertas
atraído
por el olor a brea de los puertos
y el sonar de las sirenas encabritadas
y coronado el temeroso cantil,
me sentí perseguido
por las sombras de los muertos,
que me tendían sus brazos en una desgarrada actitud de insumisión,
y apretaban los dientes
y proferían gritos rabiosos
como una onda sonora llegada de lejanos mundos siderales.
Y me entró de súbito
un miedo vertical ecuménico
como si todos los planetas habitados vinieran en mi busca.
Y corrí, corrí, corrí
desesperadamente,
azuzado por las ansias biológicas , entrañables, del ser,
mientras oía exclamar en torno mío:
“ ¡No somos nosotros los muertos! “
“ ¡No somos nosotros los muertos! “

Pedro Romero Mendoza
(mi padre)

5 nov. 2012

ETERNAMENTE

Autor: Terly

 

ETERNAMENTE
Cementerio de Udine (Italia) 
 
  Estuve refugiado en sus jardines.
Los mirlos y palomas,
con sus vuelos y cánticos,
se mostraron mis fieles compañeros.

Allá en el horizonte,
como velas ondeantes de un navío,
los picos de los Alpes
surcando un mar de cruces.

Frente a ellas,
cabizbajo
y en un banco sentado,
germinó la palabra
al riego de una silenciosa lágrima.

Un deseo hecho oración
brotó para fundirse
con el inscrito nombre
en una de aquellas solitarias cruces.

¡ descansa en paz, eternamente !

JJRME (Terly)