22 ene. 2015

LA NIÑEZ

Autor: Terly



LA NIÑEZ
.
 Ya no pueden mis labios
 pronunciar
 su nombre.
.
 La razón
 grita a la sombra
 de un suspiro
 y se mira
entre cóncavos espejos
 para perderse
 difuminada en el infinito.
.
Crece el musgo de los sueños
 que se aferra inexorable
 a la firme roca de los recuerdos
Y  flotan al calor de otras caricias
sensaciones de piel estremecida
envueltas  en  sedosa  nube blanca
.
 ¿Será que esas sutiles  imágenes
 esculpen en silencio
 a golpe de cincel
 ilusiones del pasado?...
.
 Yo no sabría explicarlo;
 tan solo sé que hoy he visto
 mi inocencia desgarrada
 en el pico de un halcón
 y he llorado a escondidas y en silencio.
.
 JJRME (Terly)


16 ene. 2015

NACÍ EN EXTREMADURA

Autor: Terly
Cáceres
EN TIERRA DE DIOSES
(Romance)
.
Por nacer quise nacer
donde nacían los dioses,
intrépidos navegantes,
valientes conquistadores,
de sabio cincel, tallistas,
que dejaron sobre bronce
prodigiosas esculturas
para disfrute del hombre,
o de inspirados poetas
de odas y líricas voces.
.
Por nacer quise nacer
en tierra de luchadores,
donde el arma era el pincel
y soldados los pintores,
siendo el pintor Zurbarán,
comandante de legiones
que gloria a su patria dieran
enalteciendo su nombre;
patria chica, así se entiende,
Extremadura la noble,
de colosal extensión
en la que el sol no se pone.

Por nacer quise nacer
en aquella tierra donde
los calores y los fríos
intercambian sus azotes,
con los extremos al límite
y de contrastes enormes,
de llanuras infinitas
e infinitos horizontes,
allí la vista se pierde
navegando entre los robles,
entre olivares y encinas
y océanos de alcornoques.
.
Nací en un treinta de Julio
como un iluso quijote,
cuarenta grados en sombra,
¡bien le zumban los bemoles!
eran tiempos de posguerra,
-un golpe tras otro golpe-
de sueños en blanco y negro
sin matices ni colores,
el famoso año del hambre,
¡nunca día, siempre noche!
sin una brizna de luz,
sin un instante de goce.
Las cartillas maquileras
hasta el aire en los pulmones
racionaban gota a gota
por orden de dictadores.
Los madroños y bellotas,
eran manjar de los pobres,
y por café, la achicoria,
como bebida de "dioses"
.
Por nacer quise nacer
donde nacían los dioses;
en un verano de fuego,
de Extremadura en su norte,
en el Cáceres de almohades
y sultanas como soles,
irradiantes de belleza
y las fragancias de flores.
Con sus picos las cigüeñas
en los altos torreos
crotoraban sus gazpachos”
con su “clac, clac” uniforme
anunciando el nacimiento
de quien estos versos pone
en negro sobre papel
recordando aquellos sones.
.
JJRME (Terly)