10 oct. 2008

DULCINEA



DULCINEA

Entelequia de amor humanizada,
nacida del magín de un gran poeta,
del ingenio creador ápice o meta,
con casta luz de amanecer forjada.

Tú, en la linde sutil en que lo humano
con lo irreal se funde de continuo
hiciste al Caballero peregrino
del Universo entero ciudadano.

Por ti embrazó el Hidalgo escudo y lanza,
y a disuadirle de su empeño fiero
no bastó su mesura a Sancho Panza,

que fuiste tú en su vida lo primero.
¡Quién poseyera de Petrarca el arte
para en pulcro soneto aprisionarte!

Mi padre Pedro.R.M.

5 comentarios:

Militos dijo...

Que suerte haber sido lo primero en la vida de D. Quijote. Y tu padre cómo le comprendía. ¿fue ese el único mérito de dulcinea?.
Un beso castellano

AleMamá dijo...

Me impresiona tu padre, palabra, y tu madre, para qué decir. ¡qué familia!
Saludos, Terly

Pedro dijo...

El amor es ciego y no entiende de normas, reglas ni de "intereses" sociales.
Nunca entendí que D.Quijote y Dulcinea llegaran a tener una relación, a no ser en la mente febril de Don Alonso.
¡Vaya manejo de rima y métrica!
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
Me has hecho reir, mucho. No por el poema ¡eh! sino porque anoche, hablando con mi mujer y mi hija, les decía de tus poemas familiares y les comenté... "seguro que mañana pone algo de Dulcinea o de Rocinante" Casualidades de la vida.
Un fuerte abrazo POETA JR.

Anónimo dijo...

Dulcinea solo vive en la mente