1 dic. 2008

POLIGAMIA, ¡ YA ! SR.`PRESIDENTE

Carta de mi hermano Pablo dirigida al Sr. Presidente del Gobierno de España.

POLIGAMIA, ¡YA¡

Excmo. Sr. Presidente:

A la vista de los acontecimientos y de las concesiones que el Gobierno de España está llevando a cabo -enseñanza del Corán en las escuelas, matrimonio entre homosexuales, aborto a la carta, divorcio al telegrama, eliminación de la enseñanza de la religión católica en las aulas, educación para la ciudadanía, primeras comuniones sociales, Navidades laicas, etc. etc.- desearía exponerle brevemente la siguiente reflexión:

Como macho ibérico puro de bellota que soy, siempre he envidiado a aquellos pueblos que disfrutan de la poligamia, porque no me dirá señor Presidente que el tema no es interesante…

´
Haciendo un examen superficial de la cuestión, en mi opinión, son todo ventajas, pues si se aprobara una poligamia “made in Spain” de cuatro o cinco vías, se podrían conceder a la mujer los mismos derechos, de esta forma-y aprovechándonos de la ley de matrimonio entre homosexuales -podríamos optar por tener dos esposas, dos maridos o un marido y una esposa con celebraciones y ritos dispares, en suma, una poligamia al “tutti fruti” que además de ser divertida, supondría un indiscutible aumento de la natalidad en España.
´
Por supuesto que si el cuerpo y la economía doméstica lo aguantaran, las combinaciones podrían ser tantas como las de la “Loto”.
´
Particularmente, lo he consultado con mi mujer y está en el más absoluto de los desacuerdos, pero para eso está el divorcio telegráfico…o ¿no?
´
Poligamia ¡ya¡ señor Presidente.
´
SIMBAD

12 comentarios:

Desire dijo...

Por Dios Terly tu hermano esta loco! asi parece fácil, pero en menos de lo que te imaginas ambas esposas se ponen de acuerdo y te hacen la vida de cuadritos te lo aseguro!

Jesús Arroyo dijo...

Hola Terly:
Menuda "ensalada" jeje.
Abrazos.

ARCENDO dijo...

Pues si no te importa...yo me quedo con una mujer solo, la mia; ahora bien si te parece bien, si me quedo con esa jugosa cesta de fruta fresca como obsequio prenavideño tuyo...jajajaja.
Saaludos..

AleMamá dijo...

Muy lógico tu planteamiento. Con tantos moros dando vueltas por ahí, y dados los argumentos que han usado para todo tipo de uniones raras en aras de la no discriminación, perfectamente podríamos exigir algo así, y luego la poliandria, para las políticas de igualdad. Seguiría en el tutifruti la posibilidad de casarte con tu mascota, pues hay quienes prefieren el animalismo, y si seguimos nivelando y no discriminando, podrías casarte con un muerto, porque existen los necrófilos....¡wac! cuando falta el sentido común....

Saludos

Pedro dijo...

Yo a eso, no llego (además mi mujer no me deja) pero si quiero aprovechar, para pedir que se abra una causa de memoria histórica, contra los cazadores que mataron a la mamá de Bambi (hay que averiguar si tenían permiso de caza)y otra contra el toro "Islero", por crímenes contra la tauromáquia.
(Voy a escribir a Garzón, a ver si me echa una mano...)

eligelavida dijo...

Ten cuidado. Podría decirte que sí...

Martha Colmenares dijo...

Pues mira que pareciera una ficción pero ya no me extrañaría nada.
Abrazos

Militos dijo...

Por Dios, no le deis ideas. Yo no estoy dispuesta a compartir a mi boina verde con nadie. Ya lo tuve que hacer con la Milicia y no sé como aguanté tanto.
¡qué peligro!.
Un beso

Alafia dijo...

jajaja
¡eso quisierais!
ay machitos míos
qué bien lo pensais
pero ¡quietosssssss!
magnífica epístola,
haz el favor de decirle
a tu hermano que la mande
que es de lo más plausible,
seguro,
un besazo, corazón.

Natalia Pastor dijo...

No tardaremos mucho en verlo,Terly,dado que estamos en plena involución de nuestros principios y bases culturales.
Un saludo.

Al Neri dijo...

jajajaja, qué bueno. Pero fuera de coñas, con la espiral que se ha iniciado sería incoherente que no se reconociera este derecho a la poligamia.

yasmin dijo...

Que bueno el planteamiento de la carta... jajaja, así hasta hace sentido. Aunque no sé cuantas mujeres estarían dispuestas a compartir al marido!! Yo no :)

Un abrazo!