4 jul. 2010

CARTA A MI PADRE (Borrador para un poema)

De Terly

.

3º y último post en homenaje a mi padre Pedro Romero Mendoza
.
.
.

+ 10 de Agosto 1969

...........


.
CARTA A MI PADRE
(Borrador para un poema)
.
.
Querido papá:
A pesar de que era un despejado y luminoso día de finales de Julio que parecía invitar a la alegría y sin ser aún conocedor de la noticia, me invadía una incalculable y colosal tristeza. Sin un motivo aparente acudían las lágrimas a mi ojos y, con el poder de la conciencia, o dejándola navegar a su albedrío, trataba de auto-convencerme de que esta melancolía que de mí se había apoderado, era fruto de la enorme depresión que hacía ya un largo periodo de tiempo venía padeciendo.
.
Eran las 12 de la mañana cuando una inesperada llamada telefónica me hizo conocer la trágica noticia. Habías tenido un desafortunado accidente de tráfico y, en estado de coma, te encontrabas hospitalizado en la Residencia de la Seguridad Social de Cáceres a donde te llevaron unos desconocidos automovilistas a los que nunca tuve la oportunidad de agradecérselo. Mamá, por no ser entonces de obligado cumplimniento, no llevaba puesto el cinturón de seguridad y gracias a ello salvó su vida. Salió despedida por la puerta del vehículo tras abrirse deformada por los golpes recibidos en la primera de las volteretas que dio al rodar terraplén abajo.
.Intentando estar en mí, sin conseguirlo, temblando de los pies a la cabeza, emprendí viaje por carretera acompañado de mi esposa, a la que tú tanto aprecio le tenías. Trescientos infinitos kilómetros para acudir a tu lado, tomarte de la mano y decirte una y mil veces, aunque tú ya no me escuchabas, lo mucho que siempre te había querido. Incomprensiblemente y con el acaparamiento de un avaro, cuántas veces nos ahorramos palabras de cariño que ya nunca jamás podrán decirse.
.
¡Cuántos “te quiero” se quedan en el tintero de la vida y qué acibarado sabor y tristeza tan enorme deja no haber pronunciado tales palabras en su debido momento! Quisiera que ellas pudieran recorrer ahora el camino del infinito para hacerlas llegar hasta ese lugar donde tú pudieras escucharlas..
Te fuiste cuando yo aún era un impulsivo e inquieto joven que necesitaba más que nunca de tus sabios y siempre acertados consejos.
.Recuerdo como, cuando cerraba el ciclo de su vida algún músico, compositor, poeta, literato o pintor de los muchos que admirabas, siempre acudía a tu memoria con los ojos de la dulce y húmeda tristeza, aquella canción que tanto te gustaba -“las obras quedan, las gentes se van / otros que vienen las continuarán”- pero tú, querido papá, te fuiste y en mí nadie continuó esa obra que como sabio arquitecto fuiste diseñando a lo largo de mi vida, un edificio que por más que el tiempo pase, siempre le quedarán pendientes los retoques finales que hubieras podido darle, o esa cubierta tan importante que lo protege..
Hoy contemplo a mis queridas hijas y nietos y puedo imaginar cuán grande hubiera sido tu satisfacción si hubieras podido disfrutar de su cariño y conocer el magnífico resultado de sus estudios, satisfacción ésta que yo no supe darte al menos en vida..Sin haber llegado a conocerlas, la herencia que has dejado a cada una de mis hijas se refleja en ese gran amor que tienen por la música; además de hacer sus carreras universitarias con gran éxito, completaron su formación con la de solfeo y piano, llegando a ofrecer en Barcelona y con la sala repleta de público, algún que otro exitoso concierto. También de ti han heredado su enorme amor por cualquier tipo de manifestación artística de las que, haciendo vibrar el corazón, se alojan en el fondo de nuestras almas.
.
No creas, papá, que te escribo esta carta desde la tristeza, sé que algún día "estáras esperándome en el camino" y que me reuniré contigo, sólo lloro de rabia por no poder estrecharte una vez más entre mis brazos y decirte lo mucho que te quiero.
.
JJRME (Terly).
.
.
EL POEMA
.
.
CARTA A MI PADRE
De Julio, un deslumbrante y claro día
que el sol brillaba fuerte en lo más alto,
el enorme calor licuó el asfalto
y en él quedó cautiva  mi alegría.

Una dura noticia no esperada,
su zarpa me clavó en lo más profundo,
hizo que sobre mí cayera el mundo
y dejó mi alma triste, desolada.

-Ha sufrido tu padre un accidente
y con urgencia fue hospitalizado,
un milagro a tu madre la ha salvado
según comunicado de un agente-

Queriendo estar en mí, pues no lo estaba,
temblando de los pies a la cabeza,
me puse en carretera con presteza,
y fuego en mi interior que me quemaba.

Veloces transcurrían los momentos,
aquellos que otras veces no pasaran,
haciendo las distancias se alargaran
para aumentar mis grandes sufrimientos.

Ya, junto a ti, junto a tu triste lecho,
tras de tomar tu mano y de besarla,
después de suavemente acariciarla
mil “te quiero” salieron de mi pecho.

Cuántos “te quiero” ¡ cáspita ! callamos
para decirlos un poco más tarde,
mas la vida es un seco leño que arde,
se extingue cuando menos lo esperamos.

Te fuiste, padre, cuando yo tenía
mayor necesidad de tu consejo,
hoy trato de buscarte tras mi espejo
al rezar mis plegarias cada día.

 
Sé que mi pensamiento es cristalino,
no me mata ni ahoga la tristeza,
sé del fondo de mi alma, con certeza,
me estarás esperando en el camino.


JJRME (Terly)
 

29 comentarios:

MarianGardi dijo...

Que emotiva carta Terly!!
Nunca se olvidan los rostros amados y pensamos en ellos y les damos vida en nuestra imaginación, ellos siguen estando presentes.
Un abrazo mi querido terly, tu padre estaría hoy muy orgulloso de ti, o lo està desde el cielo.

Fernando dijo...

¡No sé qué decirte! De repente he pensado que a lo mejor eres mi hermano. No puede haber tantas coincidencias en nuestra vida y en nuestra manera de pensar. Estás relatando la muerte de mi padre y cómo salvó la vida mi madre en el mismo accidente. Quizás una pequeña diferencia en nuestros padres. El mío era ingeniero, matemático, aunque su verdadera vocación fueron las artes y la filosofía. Mis hijos también estudiaron música en el conservatorio de Madrid y dos de ellos ofrecieron conciertos de piano en París y Méjico. Quizás me falte esa ternura que tú posees y esa fabulosa y clara forma de escribir. Por eso, hago mía la carta que escribes a tu padre, me la apropio y se la mando al mío a través del espacio. Sé que le encantará. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Querido papá:

Toda la arquitectura literaria que el abuelo Pedro construyó... no se perdió por el camino. Tú eres un claro ejemplo de su continuidad, y seguro que tanto el abuelo Pedro como la abuela Eladia te están dando las gracias desde el cielo.

Tu carta me ha emocionado mucho... ya he empezado el día de hoy llorando... Son muy tristes las despedidas, más aún si la despedida es de un padre o una madre, y más todavía si te quedó una espina por no haberles dicho te quiero muchas más veces.

Yo estoy convencida de que cuando el abuelo estaba en coma te oyó decirle que le querías. Y también estoy convencida, que desde el cielo nos escuchan y nos dan la oportunidad de decirles todo eso que no les dijimos...

A mí me hubiese encantado conocer al abuelo, y me hubiese encantado poder tocar el piano para él, igual que lo hice muchas veces para la abuela Eladia...seguro que yo disfrutaba más tocando para ella de lo que ella disfrutaba escuchándome.

Sin embargo, estoy segura que el abuelo Pedro también me escuchó alguna vez desde el cielo, que también me ha oido decirle lo mucho que habría deseado conocerle, y que sabe lo mucho que le quiero.

Gracias por este post papá, ha sido muy bonito.

Os quiero mucho
Paula

María Bote dijo...

¿Qué decirte, querido Terly? estoy llorando de emoción al leerte. No puede haber más cariño y más arte para manifestarlo. Tus Padres, desde el cielo, gozarán, además del sumo gozo de la presencia del Padre, de la hermosa realidad de tu familia, digno exponente de su herencia moral e intelectual.
Desde mi sensibilidad me uno a la tuya y te deseo lo mejor.
Besos. María.

P.D. Me gustaría saber que requisitos son necesarios para pertenecer al: "Grupo Zeroart De Poesía", donde también veo que esta mi amiga y gran poetisa Candela Martí.
Gracias.

La Gaceta Flamenca- Ramona dijo...

Estremecedora entrada, Terly.
Te entiendo, porque a muchas personas nos ha pasado que hemos querido expresar los sentimientos cuando ya era tarde...Pero creo que ahora de alguna forma tambien en el recuerdo y la añoranza nos comunicamos. Tenemos siempres presencia de los seres que hemos querido, quizá sea empezar ya un poco a resucitar en otros.
Permíteme que me una a tus sentimientos.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Querido Terly, no te imaginas cuanto entiendo lo desgarante de tu angustia al enterarte del accidente de tu padre estando tan lejos del lugar en que ocurrió.
También yo, cuando murió el mío, estaba viviendo a 1200 kilómetrs de distancia y mi viaje en tren fué un martirio. Tu carta y tu poesía son testimonios de tu sufrir y tu angustia al no poder expresarle el gran amor que sentías por él,pero puedes tener la plena seguridad, que siempre lo supo.
Un cariñoso beso de tu amiga y paisana
Juliana

Juliana Gómez Cordero dijo...

Tambien yo le escribí una poesía que publiqué en mi libro y como no quiero repetirla en mi blog, te la mandaré por e-mail. Espero que sea de tu agrado.
un beso

Marisa dijo...

Terly tus versos llenos
de amor hacia tu padre
emocionan, estaría orgulloso
de ver que tu poesía no
desmerece al lado de la suya,
Un sentido homenaje este
que le dedicas.

Besos

Militos dijo...

Querido Terly: me quedo maravillada de la exactitud con que al borrador le has puesto música.
Mientras lo leía pensaba decirte que lo dejaras como estaba, que la carta ya tenía toda la poesía del mundo, pero al ver más abajo el poema,me he quedado impresionada. No sé con cual quedarme. Los dos transmiten tus sentimientos y emociones de aquel momento y los que aún laten en tu eterno corazón de hijo.
No tengas pena, tus "Te Quiero" le han llegado directos al cielo.

Un beso con mi cariño

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

qué bien escribes chiquillo, es un gusto leerte terly como si el horizonte se ampliara

Anónimo dijo...

COMENTADO POR MAIL

Hola hermano:
He leído todo lo que has publicado por el aniversario de la muerte de papá y me ha gustado mucho, especialmente tu carta, también el comentario de Paula.
Lástima que tu vena poética no te hubiera aflorado en vida de él, hubiera disfrutado leyendo tus poesías y no digamos mamá. Esperemos que desde dónde estén puedan ver cuanto de bueno has desarrollado en tu vida.
Un abrazo y nos vemos pronto¡
Pablo (SIMBAD)

Anónimo dijo...

COMENTADO POR MAIL

Hola, Juanjo:
me ha gustado mucho todo lo que has escrito sobre nuestro padre, por ello, te doy la enhorabuena.
Un fuerte abrazo para todos vosotros.

Juan Manuel

Pedro dijo...

Nuestros seres queridos no se van nunca, están siempre en nuestros corazones...
Un abrazo.

MAR SOLANA dijo...

Querido amigo:

He necesitado un espacio para digerir tanta emoción, y hoy, por fin, me atrevo a comentarte.

¿Sabes? Me gustaría tenerte cerca y darte un fuerte abrazo y decirte que tu padre "ha escuchado" todos tus "te quiero", no lo dudes, Terly.

Hace tiempo ya, afortunadamente, comprendí que decir "te quiero" a diario es tan importante como nutrir nuestros cuerpos... Mi padre aún no se ha ido, como sabes está enfermo hace siete años y siempre que le veo, le susurro un largo y cálido "te quiero" en su orejilla, que él recibe con una sonrisa de niño ilusionado.:)

El poema es triste, labrado con bellas y amorosas palabras que nacen no sólo de la angustia de tus recuerdos, sino también del inmenso Amor que profesas a tus padres.

Un beso muy fuerte, Terly.

PRECIOSO HOMENAJE LE ESTÁS RINDIENDO A TU PADRE.ENHORABUENA.

Núria dijo...

Un maravilloso y emotivo homenaje, Terly. Es imposible leerlo sin emocionarse. Quizás, entre otras cosas, porque todos tenemos cosas que se quedaron en el tintero por decir...cosas que cuando se quisieron pronunciar ya era demasiado tarde...
Desde allá arriba, donde seguro está, seguro estará henchido de orgullo.
Un gran abrazo y hasta muy pronto!
Núria

Shikilla dijo...

Después de leer completo el emotivo y gran homenaje que le haces a tu padre, queda patente esa admiración, ese cariño, ese inmenso respeto que le profesas, como debe ser, como todos los hijos debieran sentir por sus padres, como no puede ser de otra manera porque, además, creció en tí la semilla de la poesía, por parte de padre y de madre.

Ya sabes el refrán: "Honra merece quien a los suyos parece", y en tu caso, además de honrado has de sentirte orgulloso, pero no solamente por tus padres, sino también por tus hijos y por tus hermanos, que han aparecido por aqui para dejar su huella. Una gran familia, de la que conozco una pequeña parte, como ya sabes.

Un fuerte abrazo, amigo, me has emocionado.

Jorge Torres Daudet dijo...

Estimado Terly: Me has dejado con corazón en un puño; yo coincido contigo en ese amor, adoración que tuve por mi padre. También lo perdí inesperadamente; ni mis hermanas ni yo nos despedimos de él cuando entró en quirófano; tales garantías de éxito nos dió el cirujano. Él (lo imaginé más tarde) sí lo hizo: "nos dejaste solos/sin nosotros saberlo/ despedida en la mirada". Es una estrofa de un poema que le tengo dedicado.
Un fuerte abrazo, estimado Terly.

Anónimo dijo...

Papá, precioso este último post. Me encantaría poder escribir como lo haces tú. Estoy segura de que al abuelo Pedro y a la abuela Eladia les hubiera encantado conocer tus dotes poéticas...Recuerdo cuántas veces tuve que pedirle a la abuela que me escribiera poesías para el colegio, sin saber que tenía en casa un verdadero artista. Ahora te toca hacerlo a ti con tus nietos...
Un beso muy fuerte de tu hija que te quiere mucho,

FRAN dijo...

Querido amigo Terly:

Muchas gracias por tu visita y tus comentarios. Sabes que siempre eres muy bien recibido. Te agradezco tus palabras.

Veo que le has venido dedicando una serie de homenajes a tu padre. Mi enhorabuena, amigo, eso me parece de lo más hermoso que un hijo puede hacer con su padre. La carta que le dedicas me parece emocionante y el poema es precioso, entre la tragedia y la alegría.

En cuanto a lo que me pides sobre mi esposa: ella se llama Sol Galván Jerez y, de momento, sólo ha publicado un libro (Las seres impuras), con el que ganó el premio Blas de Otero.

El amigo Rictus Morte, del que seguro conoces su blog, consiguió comprar el libro por internet. La verdad es que ni mi mujer y yo sabíamos que se vendía, porque la edición que salió no estaba a la venta.

En fin, gracias por el interés. Deseo que pases un feliz verano y que todo en tu vida tenga ese toque poético que adorna tus escritos.

Un fuerte abrazo, amigo

FRAN dijo...

Corrijo, amigo Terly:

El libro de mi mujer se titula Las serenas impuras.

Gracias por todo y hasta pronto

Anónimo dijo...

Querido Tio Juanjo,

Te quejas de que tu padre no pudo terminar esos retoques ...
pero ... caramba! lo que hizo, lo hizo muy bien.

Se que "el después" es duro, cuántos sentimientos no exteriorizados de repente te afloran, pero yo estoy segura de que les llegan.

Me ha emocionado tu carta.

Eres un encanto, como hijo, como padre, como pareja ... como persona y no me quiero enrollar más, que no se me da tan bien!!!

Un beso muy fuerte y un largo abrazo.

Any

Pilole dijo...

¡Bueno Terly, ésto no vale, otra vez me has hecho llorar al leer la carta escrita a tu padre! y cúanta razón tienes, que dejamos escapar esos "te quieros" sin nunca pronunciarlos, como lo fácil que es ¿porqué a veces nos cuesta danto decirlas? Debes sentirte orgulloso, creo que en otra ocasión te lo he dicho, que el edificio que construyó está muy bien amueblado y cuando te vea llegar en ese camino, lo verá. Un beso muy fuerte

Marina-Emer dijo...

Terly...Terly que atracon de llorar me he dado tanto por la carta como al principio qu no sabias que tenias con tanta tristeza yo ya me imaginé lo peor...he llorado por ti...por tu padre ...por el mio tambien un hombre de letras y para mi era sabio...Terly si uno les pudiera volver a la vida.
gracias por lo cariñoso que eres conmigo ...no se si hay algo sobrenatural que me hace quererte y estar segura a tu lado...gracias no me abandones que este mundo de
Internet es para cuidarse.
un abrazo Terly de una amiga que te aprecia de verdad
Marina

Terly dijo...

Queridos todos:
No sé ni que deciros de vuestra generosidad en los comentarios y el cariño que, aunque siempre me lo demostráis, en esta ocasión, si cabe, lo habéis hecho más que nunca.
No ha sido fácil para mí escribir esta carta, de hecho he tardado cuarenta y un años en hacerlo, pero la verdad es que sabiendo los sentimientos y el dolor que despertaría en mí el plasmar en negro sobre blanco cuanto en ella digo, nunca me permitía comenzarla.
He de deciros que soy de los que lloran con facilidad y a qué negarlo, despertar estos recuerdos me ha costado alguna que otra lágrima.
Hoy quiero hacer una mención muy especial de agradecimiento a mis dos queridas hijas que, con sus entrañables comentarios, han favorecido el hecho de que se me terminaran humedeciendo los ojos.
También un agradecimiento muy especial a mi sobrina Any y a mis dos hermanos Juan Manuel y Pablo.
Bueno, no sé si son los años, pero la verdad es que en esto de la fácil lágrima, cada vez me estoy pareciendo más a Fraga Iribarne, jajaja...
Os dejo unos días para disfrutar de los calores de mi amada Extremadura, pero que nadie eche las campanas a vuelo porque, ¡¡¡VOLVERÉ!!!
Besos y abrazos.

Caminante dijo...

Publicaste este homenaje a tu padre el 4 de julio, lo leo hoy 11 de agosto. Ayer se cumplía el 41 aniversario de su muerte.
El tuyo falleció en el 69, el mío en el 89, uno por ccidente de tráfico, otro por accidente cardíaco -infarto-.
Me atraen los homenajes a los padres -que me encuentro-, os envidio, mi relación fue tortuosa. Ni siquiera puedo decir que le quise, sólo que él sufrió más aún que los restantes miembros de la familia.
Un placer conocerte en mi página.
Yo, si te aventuras a seguir indagando, soy montañera y publico las crónicas de mis excursiones.
Saludos desde Madrid: PAQUITA

irene dijo...

Entrañable, me ha emocionado, me siento totalmente identificada con estos sentimientos. Hace veintiséis años que perdí al mío y creo que no hay un día en que, por una cosa u otra, no piense en él, aunque sea décimas de segundo.
Dicen que mientras alguien los recuerde siguen vivos, al menos en mí, sí.
Preciosa la carta que te escribe tu hija Paula.
Muchos besos, Terly, especialmente en este momento.

irene dijo...

Eres afortunado, no sólo tu hija Paula, también tu hija Ro, tus hermanos y tu sobrina.
Un abrazo.

Terly dijo...

Gracias, Irene, por este bonito comentario y por la referencia que en él haces de los miembros de mi familia que también dejaron su huella.
También a ti te entiendo perfectamente, cuando alguien a quien tanto quieres se va, con el tiempo el dolor se apacigua, pero nunca desaparece.
Un beso.

Anónimo dijo...

Good day!

I've been looking for a new job and i found a very good [url=http://www.headhunterfinder.com]headhunters [/url] directory.
Good luck in your search and regards