29 ago. 2011

EL SELLO ALEMÁN

De
Pablo Romero Montesino-Espartero
(mi hermano)
.
.



EL SELLO ALEMÁN


Soy un gran aficionado a las radios antiguas de válvulas. Las compro en Alemania. Son aparatos muy sensibles que llegan a mis manos en condiciones penosas, después de haber pasado en algún lóbrego trastero o sótano de Berlín o de Emden 40 o 50 años en el más absoluto abandono. A veces, sus válvulas ruedan por su interior cubiertas de tal cantidad de polvo y telarañas que se hace difícil imaginar qué es aquello; o encuentro dentro del receptor algún nido de pájaro o ratón, de la época de Adenauer como mínimo.

Hace unos días recibí una de ellas. Se trata de una Graetz Sinfonía, fabricada en Alemania en 1955. Su interior estaba absolutamente cubierto de una capa de polvo que hacía imposible poder distinguir sus elementos electrónicos. Sus mandos y teclas formaban casi una masa homogénea de porquería acumulada, y la caja, de magnifica madera, estaba cubierta de un manto blanco de excrementos de pájaro.

Es una radio soberbia, que en sus buenos tiempos debió de hacer que se sintiera muy orgulloso de ella su propietario, por su belleza y por el sonido que debió de salir de sus tres altavoces en su época. Mi mujer, a la que tengo aburrida con mi colección y mis trabajos para embellecer cada radio y hacer que vuelvan a la vida, al ver ésta, me dijo: «No la echas a andar ni con la ayuda de Marconi».

Como siempre que recibo una, lo primero que hago es ver si está completa, si tiene fusible y si el cable de red no tiene un corto. Acto seguido la enchufo y acciono el interruptor del encendido para ver que pasa. En esta ocasión, se encendió su magnífico dial, casi opaco por la mugre, y, después de desperezarse un rato, comenzó a recibir, con espléndido sonido, estaciones en todas sus bandas. Cuando se calentaron sus válvulas sintonicé una emisora de música clásica en FM, llamé a mi mujer y le dije: «Ahí tienes porque Alemania está donde está».

Pablo R.M-E.
.

10 comentarios:

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Terly:

Aún conservo un RCA con tocadiscos, fabricado en los años cincuenta y que fue de mi padre.

Un abrazo.

maria jesus dijo...

En casa de mi madre hay una radio qu te encantaría y ami me gustaría volverla a oir

Fernando dijo...

Terly, querido amigo: esa calidad alemana, que siempre me ha asombrado, la alcanzamos en ciertas cosas en cierto tiempo. Fuimos capaces de fabricar en España los mejores coches del mundo (Hispano Suiza) y recuerdo en mi infancia la popularidad de unas radios "superheterodino de cinco válvulas" que podíamos ensamblar en casa gracias a Radio Maymó. Hubo momentos especiales en ciertos años en que el español trataba de alcanzar la calidad en su fabricación (coche Pegaso). Luego vino el desmadre del crecimiento y se olvidó la calidad, pero crecimos. Ahora yo creo que existe una élite intelectual que intenta renacer ese espíritu de calidad. Todo dependerá del sistema educativo de "excelencia" en nuestros jóvenes para recuperar el nivel que deseamos. Un fuerte abrazo,

Juan dijo...

¡Qué preciosa te ha quedado!Hace poco estuve en un concurso de patios y en uno de ellos había dos o tres radios antiguas mezcladas entre las macetas que ya me hubiera gustado tenerlas.
Los alemanes son unos genios: una vez caminaba yo por Frankfurth y me encontré en el suelo una bujía. Enfrente había un taller mecánico y se la entregué al dueño por si servía. El hombre la miró detenidamente y luego me dijo: pasado mañana tendrá usted reparado el coche. Saludos, amigo.

Marina-Emer dijo...

Hola querido Terly...yo tengo un aparato de radio de esos antiguo lo compre adrede y me costó muy caro prro lo considero una joya y va de maravilla...• Quisiera que mis letras fueran
• Caricias para dejarte esa amistad
• Profunda que el día a día nos va
• Marcando este aparato que con
• Su magia nos deja ver el alma
• De nuestros amig@s gracias por
• Tu visita y tus cariñosas palabras
• A mi poesía
• …felicidades
• Mi cariño y hasta la próxima visita
• Un abrazo
• Marina
• ***ESPIGAS DEL ALMA III ***

María Bote dijo...

También a mí me fascinan esas radios,
querido amigo Terly. Es preciosa.

Ya volví del último tramo de mis vacaciones al lado del atlántico y vuelvo encantada a visitarte y leerte.

Besos. María

José Antonio del Pozo dijo...

qué radio tan preciosa, todo lo que en ella se posa: eficacia alemana, claro
saludos blogueros

Oréadas dijo...

Recuerdo en casa de mi abuela una antigua radio que había traído mi padre de Alemania, parecida a la de la fotografía. Aun funciona y sigue en manos de mi familia, ahora en poder de mi primo.
Un besito Terly

Pd: Y un televisor, que desconozco su paradero.

Terly dijo...

Una vez que mi hermano Pablo está de vacaciones en su finca del Valle del Guadarranque (Sierra de Guadalupe) y por tanto sin cobertura, en su nombre os agradezco todos vuestros afectuosos comentarios y os mando besos y abrazos a repartir adecuadamente.

Anónimo dijo...

Ay¡ Fernando, si yo te contara de Radio Maymó. Soñaba con sus esquemas de radio de una sola válvula, porque ya había alcanzado mi doctorado fabricando radios de galena. Hice una a mis doce años, que la podía escuchar en una bicicleta, cuando pasaba cerca de las antenas de radio Cáceres...era una época maravillosa en la que nuestro ingenio nos permitía fabricarnos nuestros propios juguetes desarrollando nuestra inteligencia, mientras que la calle hacía el resto con nuestro estado físico. Eramos "obesos" pero en ingenio y a pesar de los 45 alumnos por aula,mejor preparados que la pléyade de ignorantes que nos gobiernan.
Un abrazo a todos y "muito obrigado" por vuestros comentarios, también para el del capote fraterno.
Pablo (Simbad)