20 nov. 2012

LIDERES

Autor:
Pablo Romero Montesino-Espartero
(mi hermano)




LIDERES

Todo el que haya visitado Hyde Park en Londres, puede que se haya topado
con el “ speaker´s corner” y a algún orador en faena, opinando,
criticando o simplemente promocionándose políticamente. Me pregunto por
qué no les imitamos aquí en España haciendo uso de nuestras libertades,
para expresar aquello que no siendo tertuliano en la radio o columnista
de un periódico, no te está permitido exponer a tus conciudadanos.

En los periódicos es muy difícil pasar la “criba” del redactor y en las
tertulias radiofónicas, cuando sale un espontaneo que puede eclipsar a
alguno de los tertulianos o al mismo director de la misma, éste,
haciendo uso del “mando a distancia” de su mesa, sin tan siquiera
despedirse de él, lo manda al limbo de las ondas hertzianas.

Estamos huérfanos de líderes. ¿Quién puede asegurar que de un orador
anónimo del Parque del Retiro -por ejemplo- no pudiera salir un
extraordinario gerente para España o un Adenauer para Europa? Propongo
que las televisiones abandonen por un rato sus programas del corazón,
las tripas y el faranduleo y ponga en antena una “Operación Triunfo” en
busca de lideres que nos saquen del agujero en que nos han metido los de
siempre.

Pablo Romero Montesino-Espartero

5 comentarios:

Terly dijo...

Esto para Londres lo veo muy bien pero, ¿te imaginas a un tio en la Plaza de Cataluña, sobre un taburete y hablando de la unidad de España?... lo del Cojo Manteca hubiera pasado a ser tan solo una anecdota.

Anónimo dijo...

Se ve y se nota que nadie quiere más lideres , no sea que salgan como los actuales y nos manden más al fondo del pozo.
Pablo

Urdanautorum dijo...

Pues no es ningún disparate. Fácil sería encontrar algún orador que superara al elevado número de charlatanes que tenemos en el Congreso y Senado.
Saludos.

Terly dijo...

Amigo Urdanautorum, con unos jamoncitos de bellota y un buen Rioja, seguro que tú y yo lo haríamos de maravillas.
Un abrazo, amigo.

El último de Filipinas dijo...

Tal vez por el Retiro haya ojeadores de los partidos para ficharlos o para neutralizarlos.