11 abr. 2014

VISITANDO EL JARDÍN DE MI ANTIGUA CASA

Autor: Terly




VISITANDO EL JARDÍN
DE MI ANTIGUA CASA

  En el punto más alto del abeto,
aquel que yo planté cuando era un niño,
el sobrante de viejas Navidades
vividas al calor de la familia,
  como adorno olvidado de aquel tiempo
vi colgando mis sueños del pasado
y, cual vencido zorro de la fábula,
al no poder cogerlos con mis manos,
los miré con desprecio, con desaire,

  y envuelto en mis desnudas realidades
me alejé cabizbajo y en silencio. 

 JJRME (Terly)



8 comentarios:

María Bote dijo...

Precioso poema impregnado de nostalgias, amigo y paisano Terly.

Buena Semana Santa. Un abrazo

Terly (Juan José Romero Montesino-Espartero) dijo...

María Bote:
Gracias siempre por tu cariño. Tambien yo te deseo que junto a tu familia pases una feliz Semana Santa.
Un beso.

Darilea dijo...

Cuanta nostalgia Terly, el pasado nos devuelve instantes bellos, aunque también nos trae momentos irrepetibles.
Un besito

Juan José Romero Montesino-Espartero dijo...

Darilea:
Es duro, querida amiga, echar la vista atrás y comprobar cuantos sueños se quedaron colgados en lo alto de ese abeto.
Un beso.

Alma Inquieta dijo...

Hola Juan.

Qué bonitos recuerdos compartes con nosotros!

Gracias.

Un beso desde Oporto y te deseo una feliz Semana Santa.

Juan José Romero Montesino-Espartero dijo...

Alma Inquieta:
Te agradezco mucho tu lectura, ¡que sería de quien escribe sin la complicidad de quien nos lee!...
Como buen extremeño, extremeño de ley, amo Portugal y sus gentes, por ello te envío un beso especialmente afectuoso.

Anónimo dijo...

Te nos estás haciendo mayor querido hermano. Nostalgias y tristeza, sueños incumplidos, metas no alcanzadas...la poesía parece el Adios a la Vida de Tosca, siempre bella, siempre triste. La próxima vez que pase en el tren haré que el maquinista pare para que te subas a él-al tren, se entiende-Un abrazo
Pablo

Juan José Romero Montesino-Espartero dijo...

Pablo:
Aún mayor (más grande, más alto) se ha hecho el abeto que no me ha permitido alcanzar los sueños. De todos modos, querido hermano, intenta ser poesía, que no realidades.
Un abrazo.