26 jun. 2017

PUJOLEANDO


Autor: Terly


 
 

PUJOLEANDO 

Abrió la puerta y entró en su despacho,
 (respetado lugar, lugar sin tacha)
 en su interior, le espera una muchacha
 acompañada de un alto muchacho.
 
-Somos correo del señor Camacho:
 al suelo les cayó un sobre, se agacha,
 se salen los billetes, ¡vaya racha!
 el Secretario frunce su mostacho.
 
-Perdonen; ¿está todo bien contado?
 -Billete, tras billete, todos buenos,
 resulta el tres por ciento ya acordado.
 
-Si es más, nada me importa, pero…¿menos?...
 es mejor que no falte, si algo sobra,
 conseguirán también la próxima obra.
 
JJRME (Terly)



2 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Muy harta, eh, muy harta de esta gentuza. Un besito

Terly (Juan José Romero Montesino-Espartero) dijo...

Ni pagan por el delito ni devuelven el dinero, querida Mª Ángeles.
¿El comsuelo?... Que cuanto más roben, menos queda y por tanto, menos podrán sobar...
Un abrazo.