17 feb. 2010

EL OTRO HOLOCAUSTO

De
Pablo Romero Montesino-Espartero
(Mi hermano)
.
.
.
No todo es poesía y romanticismo.

Aquí os dejo este interesante post de mi hermano Pablo que, aunque duro, no debemos nunca archivar, dejar en el olvido. Debemos tener siempre presente que todo esto sucedió para que jamás de los jamases vuelva a repetirse
.

Terly
.


.
EL OTRO HOLOCAUSTO
.
.
En estos día en que se conmemora el 65 aniversario de la liberación de los judíos en el campo de exterminio nazi de Auschwitz-Bikernau en Polonia, ha habido declaraciones por parte de representantes de los países vencedores de la Segunda Guerra Mundial, que no hacen más que repetir una y otra vez lo que el mundo entero sabe y ha reconocido siempre: el Holocausto judío es y será siempre recordado como lo más vergonzoso llevado a cabo por la mano del hombre desde que la humanidad existe.
.
En el acto que reunió en Auschwitz a altos dignatarios europeos, el Presidente ruso Dmitri Medvèdev dijo: “ pido hacer el mayor esfuerzo por luchar contra los intentos de tergiversar la historia de la Segunda Guerra Mundial, Auschwitz no solo fue un horror, fue probablemente la salvajada humana más grande cometida en nombre de la sinrazón”, lo cual yo y cualquier persona con un mínimo de humanidad lo subrayaría sin dudarlo un segundo.
.
Pero no deja de ser una ironía su declaración, como lo fuera el que durante la Segunda Guerra Mundial, los aliados -y principalmente los Estados Unidos con el Presidente Roosevelt al frente- se inhibieran sin pudor de las atrocidades cometidas por Stalin, al que el presidente americano ,consideró siempre como un “demócrata”, contrariamente a la visión que de él tenia Winston Churchill. Los británicos, a pesar de Churchill, tardaron en reconocer los asesinatos y crueldades de sus aliados rusos por mor de lo políticamente correcto. El mundo sabía que los perversos eran los nazis y de sus maldades todo era creíble, pero la Unión Soviética era un aliado y por tanto no criticable.
.
Cuando los alemanes ocuparon la mitad de Polonia, los soviéticos habían hecho otro tanto con su otra mitad, llevando a cabo deportaciones y asesinatos en masa y pueblos arrasados por un ejercito que debería haber respetado a un pueblo inocente como lo era el polaco. Hasta 1990 en que el Presidente Gorbachov de la Unión Soviética confesara que las matanzas de Katyn- en donde se sepultaron en fosas comunes entre 15.000 y 22.000 oficiales y soldados polacos vilmente asesinados a sangre fría a lo largo de varios días-, había sido obra del NKVD soviético, acreedor también de la muerte de un millón de connacionales en los años 30, los aliados trataron de cubrir con un vergonzoso manto lo que aconteció en el este. Con posterioridad, el Presidente ruso Yeltsin hizo público un documento fechado el 5 Marzo de 1940 firmado por Stalin, que confirmaba la orden de ejecución de oficiales polacos y que la Ley de Crímenes de Guerra británica de 1991 dejó fuera de ella a lo acontecido en Katyn, para no incomodar a Rusia.
.
El holocausto judio , según el historiador británico Robert Conquest , supuso la muerte de un millón de judíos al año, entre 1939 y 1945 a manos de los nazis y en los campos de concentración soviéticos, por los que pasaron cerca de 30 millones de prisioneros rusos, ucraniano, bielorusos, polacos, alemanes, españoles, italianos, etc. y que sufrieron toda clase de calamidades, vejaciones, fusilamientos, hambre, y hasta 50 grados bajo cero en barracones que nada tenían que envidiar a los del holocausto judío, murieron un millón al año entre 1939 y 1945. Alexander Solzhenistyn , matemático de profesión, en su libro Archipiélago Gulag aseveraba que un uno por ciento moría diariamente en los campos. “No solo se trataba de presidios infrahumanos para disponer de mano de obra esclava obligada a trabajar en las minas 16 horas al día sin apenas alimentación, el objetivo casi no se disimulaba: se trataba de dar muerte a los presidiarios, pero, siguiendo la tradición del gulag, de acción prolongada para que los condenados sufrieran más y trabajaran todavía un poco antes de morir” , exponía en su obra.
.
Por último no puedo reprimir mi deseo de transcribir lo que dice Norman Davis- historiador Británico crítico con el comportamiento de los aliados con respecto a las atrocidades cometidas por los soviéticos con su propio pueblo, en su reciente libro Europa en guerra: “Hoy no existen dudas de que el régimen de Stalin era un monstruo dedicado al asesinato en masa y que la prominencia de su papel en la derrota del Tercer Reich exige un ajuste más adecuado a la imagen convencional”.
.
El otro día, el Presidente de Rusia se presentó como el representante del ejercito que liberó Auschwitz en 1945, cosa cierta, pero atacó de forma subrepticia a aquellos historiadores que desean poner en conocimiento de quienes quieren saber la verdad, que hubo otro holocausto sufrido por el pueblo soviético a manos de Stalin, del que los aliados vencedores nunca quisieron saber nada durante la guerra, ni después de ella, como quedó demostrado con la Ley de Crímenes de Guerra británica de 1991.
.
¿Cuando se atreverá Hollywood a mostrar al mundo la otra “ Lista de Schindler”?
.
Pablo R.M-E. (Simbad)
(Mi hermano)
.

32 comentarios:

Noray dijo...

El significado etimológico de la palabra holocausto, procedente del griego, es completamente quemado, debido a la utilización que el régimen nazi hizo de las cámaras de gas para el exterminio y los hornos crematorios para la incineración de los cuerpos. El vocablo holocausto es utilizado internacionalmente para referirse al genocidio de aproximadamente seis millones de judíos europeos durante la Segunda Guerra Mundial.
Es cierto que la Dictadura de Stalin cercenó las vidas de alrededor de quince millones de seres humanos, pero con unos objetivos completamente distintos. Los asesinatos masivos y execrables de Stalin tenían como única misión perpetuarse en el poder absoluto. Más allá de las disputas raciales, culturales, sociales y económicas, a Stalin le preocupaba exclusivamente gobernar con mano férrea todo el territorio soviético.
Creo, en mi modesta opinión, que no podemos comparar los crímenes nazis con los estalinistas, aunque éstos sean tan atroces y en mayor número que aquellos, por cuanto las razones de ambos fueron completamente diferentes. Llamemos a los asesinatos de Stalin exterminio, crímenes contra la humanidad o cualquier otro término que se precise para explicar tanto horror pero dejemos la palabra holocausto utilizándola exclusivamente para el intento de exterminio del pueblo judío por parte del III Reich, por etimología y como recuerdo perenne de lo que jamás tuvo que ocurrir, en cierto modo el concepto de holocausto implica también el significado de ofrenda.


Un fuerte abrazo

Fernando. dijo...

Creo que Noray ha explicado perfectamente la diferencia entre exterminio y holocausto. Son conceptos diferentes pero ambos terribles. Algún día Occidente sufrirá las consecuencias de no haber tratado de evitar el exterminio sobre el que no hay ni censura histórica. La exposición de tu hermano es excelente. Un abrazo cordial.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

... es una de las partes de nuestra historia más reciente junto a la guerra civil que más me atraen por lo que se puede aprender de ellas...
un besote

MarianGardi dijo...

Muy buen articulo felicidades a tu hermano Pablo!!
Desgraciadamente Terly, creo que podría volver a pasar, aunque oraremos para que no pase.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Con todo el respeto que me merece el comentario de Noray, con el cual estoy básicamente de acuerdo en toda su extensión, el ánimo que me ha movido a escribir "El otro holocausto" es simplemente porque del Holocausto judio el mundo entero está sobradamente informado.
A la palabra holocausto, el diccionario de la Real Academia Española le da como primera acepción: "Gran matanza de seres humanos". Pienso que en Katyn y en los cientos de Gulags diseminados por la geografía de la Unión Soviética, se produjeron verdaders matanzas, por tanto hubo otro holocausto del cual nadie habló, ni habla, lo cual es aún más triste. Yo lo comparo con la actitud de los españoles con respecto a los asesinatos de ETA. Hubo una época en que nadie quiso saber de ellos, por mor de una asquerosa política, se miraba vergonzosamente para otro lado. Pues bien ya va siendo hora de que se diga a voz en grito: Los nazis fueron la vergüenza de la Humanidad...y los soviéticos, su OGPU y su NKVD, también¡
Repito, ¿para cuándo una película en la que tan crudamente como hemos visto mil veces el holocausto judio, se nos muestre el otro holocausto?
Quién quiera tener una muestra específica de como actuaban semejante escoria, que vea la película polaca "KATYN".
SIMBAD

Julio dijo...

Querido Terly,me ha gustado´el artículo de tu hermano Pablo. De tal palo tal astilla. Rindamos nuestro recuerdo y oraciones para
ellos. Un fuerte abrazo para los dos y estoy a vuestra completa disposición

AnaR dijo...

Sin dudda estoy de acuerdo con este artículo y sus datos históricos.Ahora bien , estos genocidios que en la actualidad nos horrorizan y nos hacen reptir el soniquete de que "jamás se repitan" ,lo cierto es que desde la época del nazismo hasta nuestros días ha habido y hay infinidad de holocaustos y genocidios encubiertos que para no escandalizar a las justas mentes bienpensantes se denominan con mil acepciones que solo esconden crimenes masificados.Y es que la historia moderna ha aprendido a esconder los trapos sucios tras una supuesta discreción que hipócritamente justifica estos hechos.

Un abrazo

Militos dijo...

Completamente de acuerdo con Pablo, del holocausto soviético nadie quiere saber nada, incluso hoy.
Es desgarrador lo que hemos leído en tu post y haces muy bien en sacarlo a la luz para que ni uno ni otro se repitan. Aunque en la actualidad estamos asistiendo a un holocausto si cabe más grave, el sacrificio humano en el mismo vientre de sus madres, legalizado e institucionalizado en la matoría de los paises, más cuanto más civilizados.
Besos pabño, besos Terly

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Terly,

He llegado a tus tres blogs tras leer el gratificante comentario que has has dejado tras tu visita al mío.

Me parece estupendo, por riguroso y oportuno, el comentario de tu hermano a los genocidios, todos sin exclusión.

Con el debido respeto y sin pretender contradecir en nada a lo que allí se expone, tengo unas cuantas anotaciones que hacer:

1) Cuando le dieron el Nobel de Literatura a Alexander Solzhenistyn yo estaba estudiando Lengua Rusa Rusa en la Universidad de Barcelona. La profesora, una española, hija de padres españoles acogidos por La Unión Soviética tras nuestra Guerra Civil, nos dijo que el valor Literario del autor del GULAG era muy poco, casi nulo:

2) En los años del Socialismo Real, en pleno apogeo de la Unión Soviética, yo pasé un mes allí y me di cuenta de que los Soviéticos vivían bien y felices. Caída ya la Unión Soviética, hace dos años volví a Moscú y me di cuenta de que la miseria y la pobreza extrama se había apoderado de aquellas gentes. La mayoría me comentaban que añoraban la Época de La Unión Soviética.

3) Sobre Stalin habría mucho que hablar. No niego lo que tu hermano dice de él, pero tampoco podemos olvidar los millones de litros de sangre soviética, derramados por los soldados soviéticos, a las órdenes últimas de Stalin, en su lucha contra los Nazis.

Personalmente pienso, sin pretender que nadie comparta mi opinión, que, si no hubiera sido por Ejército Rojo, a las órdenes de Stalin, la Nazis habrían ganado la Guerra, y consecuentemente el genocidio y el dominio nazi se habrían extendido a Europa entera.

Es que no se pueden, creo yo, analizar los hechos del Pasado con la perspectiva de lo actual.

Te envío un cordial saludo,

Antonio

Luis y Mª Jesús dijo...

¡Qué horror!.

Marisa dijo...

Llámense holocausto
o gran matanza de seres
humanos, todo ello inferido
por la mano del hombre,
vergonzoso y abominable.
Siguen habiendo crímenes y muertes a los que no se le
pone freno.

Gracias Terly, a tí y
a tu hermano por recordarlo.

Un fuerte abrazo.

García Francés dijo...

Nunca, olvido nunca. Gracias a Pablo. Mi última novela, aún sin publicar, arranca en el camppo de exterminio de Auschwitz en lo que se llamó "La noche de los gitanos".

www.garciafrances.com

Pero si quieres tremecerse, aunque ya veo por su comentario en mi blog, que esta usted aterrado, le recomiendo:

El gobierno, “hace como que hace pero no hace”. Crea una comisión. El electorado, “hago como que voto pero no voto”. Para comisiones tenemos el coño.

Zapatero y Rajoy, cinco insoportables horas de cobardía insostenible

Un gran abrazo, amigo mío.

El Drac dijo...

Qué fuerte el post que nos entrega, esa época creo que es la más horrenda de la historia.Que tenga una buena semana en compañía de los que lo quieren bien. Un abrazo

Anónimo dijo...

Estimado Antonio Martín Ortíz:

Quisiera, sin el mínimo deseo de polemizar con algo tan escabroso como el tema en cuestión, contestar brevemente a sus tres puntos.
1. El valor literario del Gulag no me interesó lo más mínimo, si en cambio el relato crudo, real y cruel de cuanto aconteció en él. Recomiendo leer “Treblinka” de Jean-Francois Steiner en el que lo literario carece de la menor importancia, pero lo que se cuenta no te permite respirar mientras lees.
2. Los avances sociales de la Unión Soviética en la posguerra, no pueden mezclarse con los asesinatos en masa cometidos entre los años 30 y 47 por los bolcheviques primero y los soviéticos después, ordenados fríamente por Stalin contra sus enemigos y contra su propio pueblo.
3. Con o sin la URSS como aliado, Alemania perdió la guerra en cuanto EEUU se sumó a ella. Solo hubiera sido cuestión de tiempo. La Unión Soviética no entró en guerra con Alemania para salvar a media Europa, entró simplemente para salvarse así misma. Lo malo fue, que los aliados le permitieran de paso “tragarse” a la otra media.
Pablo Romero Montesino

Terly dijo...

Querido amigo Antonio:
Te expreso mi agradecimiento por tu comentario y diversidad de opinión o discrepancia, siempre me ha parecido que ella es buena y que de ésta nace la luz. Tan sólo hay que hacerla con educación como tú lo has hecho y de esta manera todos ganamos.
Un afectuoso abrazo

Pilole dijo...

¡Ojala, como tú bien dices, ésto nunca vuelva a suceder, es una verguenza para la humanidad, me dá lo mismo como lo llamemos si holocausto o exterminio. Buen artículo. Un beso

Anónimo dijo...

Ho letto "El Otro Holocausto". Da parte mia, parlando con qualche comunista o simpatizzante della sinistra, ho sempre fatto notare che se Hitler ha fatto morire 6 milioni di ebrei, Stalin ha fatto morire almeno 60 milioni di russi (la sua stessa gente !). E' noto che il comunismo ha fatto 100 milioni di morti in tutto il mondo.

Del resto un'altra verità taciuta per 60 anni è quella dell'esodo di 350.000 Istriani, Fiumani, Zaratini e Giuliani che hanno dovuto lasciare la loro terra, i loro morti e tutti i loro beni, e quella dei 10.000/15.000 civili italiani massacrati e gettati nelle foibe (il numero esatto non si saprà mai) dai comunisti di Tito per il solo fatto di essere italiani : oggi la chiamano pulizia etnica.

Carmelo (Bordighera, Italia)

jesus dijo...

muy pero que muy de acuerdo. El monstruo de Stalin solo pudo estar a la altura de Hitler, hombres que por cierto se admiraban mutuamente. En el fondo yo creo que ya nadie se cree esas patrañas como la de Putin o las guerras por la libertad y contra el terrorismo como las que organiza EEUU. Por cierto, nadie se acuerda del holocausto de Ruanda, claro, ese no queda bien para ganar nobels o premios de narración y literatura.
saludos

MAR SOLANA dijo...

Queridos Terly y Pablo:

Ante todo felicitar a Pablo por este excelente post que rezuma verdad por sus cuatro costados...

A Noray no le falta nada de razón al definir HOLOCAUSTO como: "completamente quemado", pues es la tercera acepción que ha quedado en el diccionario de la RAE. Era un sacrificio entre los israelitas, en el que la víctima quedaba calcinada después del horror de morir "completamente quemada".
También es un acto de abnegación total que se hace por amor...

Sin embargo, la primera acepción y más usual es la que se refiere a "LA MATANZA MASIVA O GRAN MATANZA DE SERES HUMANOS". Y creo que Pablo lo ha usado correctamente en ambos exterminios, el Stalinista (que no "ruso") y el nazi del tercer Reich.

A estas alturas creo que todos sabemos que la matanza masiva de seres humanos es atroz y abyecta, venga de donde venga. Y es cierto que ambos Holocaustos fueron muy distintos en sus maneras de proceder, no en el resultado final: el asesinato masivo y sin piedad de miles de millones de seres humanos. Mientras que Hitler planeó minuciosamente el exterminio de la raza judia, Stalin mandaba a los campos de concentración a todo aquel que no se plegaba a sus dictados.

Quizás la humanidad se está empeñando en recordar mucho más el Holocausto judío, porque la alevosía y premeditación de los crímenes fueron una verdadera execración y vergüenza para la raza humana...Aunque ello no sea óbice para empezar a recordar y a ser conscientes de que las verdaderas fuerzas malignas del mundo Occidental se iniciaron en la Unión Soviética con el Leninismo...Si la Meca del cine todavía no le ha dedicado justos films es muy probable que la guerra fría y todos los problemas de la Europa del Este tengán que ver. Seguro que con el tiempo y la evolución de la consciencia veremos más de una peli que nos taladrará el alma como ya lo han hecho las pelis del HOLOCAUSTO NAZI.

Hace poco he escrito un relato sobre una historia de amor en Auschwitz, a pesar del horror que allí vivieron los judíos. Pues bien, Fredenand, el protagonista, habla de "la liberación de aquel atroz infierno por los “ángeles rusos”...Desde luego, para un hombre que pesa cuarenta kilos, que ha perdido allí a la mujer que amaba con todo su ser y que ha vivido los terrores más abyectos que ningún ser humano pueda imaginar...¡no es dificil entender que aquel soldado ruso que le sacó de allí en brazos fuera un verdadero angel para él...!
De las aberraciones de un dictador no se puede responsabilizar a un pueblo entero...Pensemos también en Chile y Argentina...Pinochet, Allende...

Un abrazo fuerte para los dos y felicidades, de nuevo, a Pablo por este post.

ARCENDO dijo...

Esto es lo que ha despertado la memoria histérica..., que lo que siempre han querido ocultar salga a la luz. Cuando, empiecen a escarbar por aquí,.... (y ya ha habido muestras en la zanja q descubrió intereconomía) se verá el pasó de los que quisieron emular a STALIN en nuestra Patria.
Excelente artículo de tu hermano. Saludos para él y para tí, después de un periodo de descalabro informático.
UN FUERTE ABRAZO.

Narci dijo...

Excelente y sobrecogedor el texto de tu hermano, pero quizá la crítica debería empezar desde los inicios, un sólo asesinato, sea por el motivo que sea, ya es en sí execrable, porque nadie debería encontrarse jamás con derecho a decidir sobre la vida de sus semejantes, ninguna excusa es válida. Y quizá sí empezásemos por no transigir, bajo ningún concepto, con quien provoca la muerte de otra persona, se evitarían no sólo exterminios y holocaustos, sino también las guerras, que son muchas, en este mismo momento, y en la mayoría de los casos movidas simplemente por el dios don dinero.

Besos
Narci

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Estimado amigo Pablo Romero Montesino,

También sin deseos de polemizar por parte mía, tengo que decirle que respeto totalmente sus opiniones, que considero bien documentadas y bien fundadas, aunque yo pueda discrepar en algo.

Aprovecho la oportunidad para agradecerle al Sr. Terly el sensato comentario que ha hecho en mi blog en este mismo sentido: el de que hay que aceptar la discrepancia, porque eso lo engrandece y lo ennoblece a uno. Si no fuera así, digo yo, caeríamos en el mismo Totalitarismo que estamos criticando.

Quisiera terminar este debate con un rfefrán que dicen en mi pueblo:

En todas partes se cuecen habas.

Y con una cita bíblica:

El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Una observación final: las épocas de guerra son malas para todos, la pobreza absoluta no es beneficiosa para nadie, y la bondad o la maldad absolutas no están en posesión de nadie.

Reciban ambos, Sr. Pablo Romero Montesino, y Sr. Terly, todos mis respetos y un afectuoso saludo,

Antonio Martín Ortiz

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

En mi comentario, en lugar de:

rfefrán

léase:

refrán

MARISELA dijo...

Bueno, veo que me perdí una buena conversación; pero me gustaría recomendar otros autores al sr Ortíz, sobre la URSS y los destrozos que hizo en sus propias filas el gtan Stalin: la trilogía de Yuri Guerman, Esta es tu causa, Mi ser querido y Respondo por todos; El bloqueo, cuyos autores no recuerdo y la biografía del general Zhukov. Ahí se habla, muchas veces de forma solapada por el miedo a la represión stalinista, de los errores cometidos, las purgas en el partido y el ejército y a los simples ciudadanos, llevados a cabo por los flamantes hombres del KGB.Tengo en Cuba una gran biblioteca de este tipo de libros, pues son los que se nos permitía leer y se publicaban allí y, de hecho, la trilogía mencioneda, una vez leída por la censura castrista, se retiró de la circulación por las verdades que decía sobre el socialismo.
Con esto no quiero decir que Stalin fuera un mosntruo, creo que tuvo una gran partic`pación en la II Guerra, tanto con sus errore (Yalta por ejemplo) como por sus aciertos (el mismo endiosamiento que le llevó a ser un tirano, antes le llevó a inspirar a muchos rusos por su libertad en la guerra).
Creo que a las personas hay que enjuiciarlas en su época, en su medio y en las condiciones de sus vidas particulares y de frente al mundo. Este tipo de personalidad tiránica y egocentrista se desarrolla y provoca el mal porque los que deben pararles y hacer el bien, miran hacia otro lado. Eso hay que tenerlo en cuenta.
Lo que debemos hacer nosotros es no olvidar que somos débiles y que, muchas veces dejamos que la injusticia tenga su lugar en nuestra presencia.
Disculpa por el comentario tan largo, pero yo soy una enamorada del pueblo ruso y me gusta hablar de ello.
Rezo para que esas muertes no nos sean indiferentes.
Un abrazo en Jesús.

Anónimo dijo...

Estimado Antonio Martín Ortíz.

Mi réplica a su comentario quizás haya adolecido de cierta cortesía. Lo siento.
Dicho ésto, sigo opinando que no puede haber discrepancias en algo tan notorio como las masacres y matanzas llevadas a cabo por Hitler y Stalin. Si uno fue malo, el otro fue peor. La diferencia estriba en que el primero se fue de "rositas" mientras que el segundo y sus principales colaboradores, fueron castigados y aún hoy lo siguen siendo.
Por supuesto que todos los paises tienen mucho de que avergonzarse, pero como dijo Churchill del bolchevismo en sus memorias:
" is a pestilence more destructive of life than the black death or the spotted typhus " (es una pestilencia más destructiva de la vida que la peste negra o el tifus exantemático).
Por supuesto que si al pueblo alemán lo dejamos al márgen de estas barbaridades, deberiamos hacer lo propio con el admirable y sufrido pueblo ruso, aunque a decir verdad uno y otro tuvieron su parte alicuota del pecado.

Saludos cordiales
Pablo Romero Montesino

Terly dijo...

Querida Militos:
En tu comentario tienes un error mecanográfico que me ha encantado.
Refiriéndote al aborto, en vez de "institucionalizado en la mayoría de los paises"
dices: "institucionalizado en la
-matoría- de los paises"
Al decir "matoría" da la sensación de que te refieres a donde "matán"
en los diversos paises a los niños no nacidos.
A veces el subconsciente tiene razón.
Un beso.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Pablo Romero Montesino,

Nada me queda ya por decir,sino elogiar su cortesía en todo momento, y su grande respeto por las opiniones de los demás.

Entre otras coincidencias de opinión, veo que hay una que nos lleva a ser enfáticos en nuestras opiniones:

ES NUESTRA ADMIRACIÓN POR EL PUEBLO RUSO, aunque discrepemos en la matización de los que son o fueron sus dirigentes.

Reciba un cordial saludo,

Antonio Martín Ortiz

Terly dijo...

Gracias, amigos, por todos vuestros comentarios y por el correcto debate y diversidad de criterios con que habéis animado esta entrada.
Besos y abrazos.

Urdanautorum dijo...

Elogios para la entrada de tu hermano y para los comentarios, muy interesantes.
Me ha venido a la memoria la llegada del Semiramis con los excombatientes de la División Azul, presos en Siberia hasta la muerte de Stalin.
Fueron los nazis quienes asesinaron, no los alemanes, al igual que los comunistas, y no los rusos, pero España es diferente: aquí homenajeamos a personas como Carrillo poniéndolo al lado de los buenos
Un abrazo.

Terly dijo...

URDANAUTORUM:
Bien venido, querido amigo, y gracias por dejar también tú, tu valiosa opinión.
Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Está claro que en mi último comentario hay un error ordinal. El que se fue de "rositas" no fue el primero -Hitler- sino el segundo-Stalin-pido "perdón" a los nazis por el lapsus.
Gracias a cuantos habeis leído y comentado el post.
Saludos cordiales
Pablo Romero Montesino

rubecua dijo...

No puedo estar más de acuerdo con Pablo, el exterminio soviético es atroz y nunca se le ha condenado suficientemente. Parece haber intenciones políticas para condenar el fascismo. Pero la realidad es que la ideología que más personas ha aniquilado, y aniquila hoy día es el comunismo. Recordemos, y hago un inciso, a los mártires católicos en países donde hoy día hay regímenes marxistas. Y muchos de ellos sí que responden a una determinada ideología,la ideología marxista.

Rubén S. Fernández de Espartero