26 jul. 2011

NIÑO DE RIMKIETA

De Terly
.
.
.
.
.
.
.

NIÑO DE RIMKIETA
.
.
El viento huracanado
que emergió de las fauces del desierto,
no pudo doblegar
con sus violentas tempestades,
la mágica inocencia de su sonrisa.
.
Tampoco la feroz y negra pantera
de su más aún negro destino,
pudo arrancar con sus felinas garras
la gran dulzura de sus negros ojos.
.
Sus míticas y frágiles ilusiones,
aunque grandes, cuan grande es su esperanza,
navegan candorosas
por los mares del alma de una nube
.
Terly


.

9 comentarios:

María Bote dijo...

No podía dormir y, gracias a eso, me encuentro con este POEMA así, con mayusculas. Estremecedor e impresionante, en fondo y forma, amigo Terly.
La carita del niño, su mirada... me ha conmovido absolutamente.

Besos. María.

Sergio dijo...

La fuerza de las ilusiones y la felicidad de un niño no es comparable a ninguna otra. Además, si algo consigue apagar la llama que es la sonrisa de un niño muere algo dentro de todos nosotros.
Buen poema.

Saludos.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

En medio de tanto camelo poético, me satisface dar con un poema que me habla, y entiendo lo que me dice.
Un cordial saludo.

ARCENDO dijo...

Grande, enorme, como siempre, la fuerza y al tiempo, la sensibilidad de tu palabra. GRACIAS POR ELLO. ABRAZOS.

Anna Rossell dijo...

Querido Terly. Este poema es formalmente bien distinto a los que yo conozco de ti, casi siempre más clásicos. Tanto estos como el que dedicas a este niño me gustan mucho. Dominas registros bien diferentes y pienso que éste del niño africano, de factura menos clásica, está muy logrado. No sé si practicas menos este modo formal o es que yo, casualmente, sólo conozco los más clásicos... Es precioso. Gracias por invitarme a leerlo.

José Antonio del Pozo dijo...

Esperanza, dulzura, magia en esa sonrisa a pesar de todo: muy grande poema, Terly.
Ya sabes que decía Camus que se resistía él a amar una Creación en que los niños son torturados.
Saludos blogueros

Jesús Arroyo dijo...

Por fin!!! Ya he solucionado los problemas del blog y puedo entrar a leeros y deciros.
UN abrazote. Nos vemos pronto.

Galeote dijo...

Terly, un poema conmovedor a este niño de Rimkieta, con sus ojos de gacela y su rostro conmovedor.
Como siempre, sigues profundizando en el alma humana esa pobreza conmovedora que enmudece la sonrisa.

Gracias por compartirlo, un abrazo amigo.

Urdanautorum dijo...

Dulces ojos y sonrisa inocente. No concorde con la tristeza que irradia.
Preciosa poesía amigo Terly.
Un abrazo