7 ago. 2012

ACORDE LÍRICO

Autor:
Pedro Romero Mendoza
(mi padre)


Cuando llegué a la puerta
me estremecí de pronto.
Todo bien escondido
nos promete algún gozo.
Empujé con la mano
la puerta, tembloroso,
y la estancia vacía
apareció a mis ojos.
¡Un arcano vencido,
pero un ensueño roto!

Pedro Romero Mendoza
(mi padre)


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Quién pudiera coger su mano y besarla como tantas veces hice...le diría : papá, cuanto más me acerco al fin, más te echo de menos y más te necesito.
Pablo

Terly dijo...

"Me gusta"