27 nov. 2009

OTOÑO

De Eladia Montesino-Espartero Averly
(Mi madre)
.
.
.
.





OTOÑO
.

Dejemos ¡ay¡ volar de mi otoño las hojas

que el viento de la tarde dulcemente arrancó;

son pálidos recuerdos de alegres primaveras,

de fogosos veranos y de inviernos sin sol.

Mis seis fuertes retoños con calor de sus besos

al árbol de mi vida darán vida otra vez.

Dejemos, sí, volar de mi Octubre las hojas:

la nueva primavera las hará renacer
.

Eladia M-E.A.
(Mi madre)

.

19 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Compañero Terly:
Si pudieramos felicitar a tu madre... Lo lanzaré al viento y seguro que le llega.
FELICIDADES.

BELLOTERIX dijo...

Manto pardo tiñe el suelo,
con hojas caídas y pájaros al vuelo.
Mantos pardos dicen adiós,
a los días de luz y de sol.

Abrigo de corcha guarda la vida,
dormida esperando el calor.
Abrigo de corcha repleto de savia,
¡encierra el alma hasta que llegue el sol.!

MIS RESPETOS SEÑORA, SU HIJO SEGURO AUE SE SIENTE ORGULLOSOS.

SALUDOS DE UN PAISANAO DE BADAJOZ.
SEMPER FIDELIS

Narci dijo...

Precioso Terly, una clara muestra de la fuente de tu propia sensibilidad.

Un beso, pasiano

MAJECARMU dijo...

Magnífico árbol enraizado a la tierra,con una savia divina,que fortalece su tronco y sus retoños..

Magnífica sus sabiduría,su inspiración y su saber estar en los versos del poema..!!

..Su sombra exquisita y sugerente será una delicia sentirla,Terly..!!

Mi gratitud y mi abrazo siempre.
M.Jesús

SIMBAD dijo...

POR ALUSIONES
Queridísima mamá:
Hoy he vuelto a leer tu cuento de Navidad, el que tú convertiste en realidad al invitar a nuestra mesa de cada Nochebuena a un "pequeño invitado".
En mi mesa de trabajo, tu fotografía conmigo en brazos, ha tenido hoy para mi un significado más grande tras la lectura del cuento, y no he podido reprimir la emoción. Cumpliré, como sabes, setenta y tres años el próximo día 4 y sigo en este mundo rodeado del cariño familiar, que tanto tú con esa particular manera de ser, infundiste en todos nosotros, hijos, nietos y bisnietos que te adoraban por esa bondad infinita que siempre acompañó todos los actos de tu vida.
A lo largo de los años en que vivimos juntos, jamás salió de tu boca, un reproche, una crítica, una palabra altisonante o de mal gusto, que pudiera herir a nadie en este mundo, demostrándonos a todos que tu nobleza no era gratuita sino que venía de buena cuna.
Sufriste siempre en silencio, sacrificándote por nosotros hasta el límite del hambre en años de penurias, quitándote el pan de la boca por cualquiera de nosotros. Ante la pérdida de dos de tus ocho hijos, diste ejemplo de entereza y valor afrontando el dolor cristianamente, tal y como tu educación siempre dictó todos los actos de tu vida.
Deseo, desde este rincón de mi cuarto, aprovechar la ocasión para pedirte perdón por cuanto te pude hacer sufrir a lo largo del camino que juntos recorrimos en la vida y darte las gracias por el amor que siempre recibí de ti cuando te tuve a mi lado y a través de las cartas que nunca me faltaron en cada puerto.
Te quiero, mamá, y espero que en alguna de esas estrellas que tú tanto admirabas, pueda encontrarte algún día para continuar llenándome de ti.
Pablo

ARCENDO dijo...

Esta hoja otoñal agradece a tí y a tu madre esa esperanza primaveral.
ABRAZOS.
Pdta. Siento la inducción al infarto, no era mi intención, jajaja. Mas abrazos.

Pilole dijo...

¡Que tendrá el otoño, que para tanta dá! Bello poema. Un beso

Marina-Emer dijo...

bueno he leido la poesia "invierno" preciosa y me da a entender que es de tu madre ...si es asi te felicito es una preciosidad.
gracias por enviarme ayer un comentario desde Italia.
buen fin de semana
besos
Marina

Pedro dijo...

Y en todas esas Primaveras, está ella presente, viendo crecer las ramas y los nuevos brotes.
Muy bonita, Terly, gracias.

maria jesus dijo...

Preciosa

Mariannete dijo...

Preciosa Terly. Creo entender que estas en Italia, pásalo muy bien.

Elena dijo...

Que maravillosa forma de contar,("Las hojas de mi otoño son palidos recuerdos de alegres primaveras" delicioso canto)ya sabemos de donde proviene tu fuente amigo...
Besos

Juliana dijo...

Querido Terly, lográsteis emocionarme ,tú trascribiendo esa hermosa poesía de tu madre y tu hermano con esa recordación tan emotiva y sincera brotando del alma
Para ambos mi reconocimiento por el amor que seguís sintiendo por ella y pido a Dios que os llene de bendiciones.

Emma dijo...

Abue, es maravilloso cual viento sopla, tu madre es un encanto por sus letras lo traduzco, sería cansado para ti leer siempre lo mismo así que no lo diré, pss tu madre y sus escritos nos dicen el don que llevas tu también.

el otoño, adoro sus hojas, su color, aunque en mi ciudad no pasemos un verdadero otoño, pasa, pero pasa lento y un poco desapercibido, que grato es ver la vida por primera vez en esta estación, es una magia de color y sensación.

tenia rato sin pasar abue, creo que he pasado menos que tu, y eso que tú debes de estar ocupado, bueno yo lo estoy pero con la escuela, que me trae desvelada, peor que si saliera, bueno no, pero me cansa más, pero el promedio ay que mantenerlo y que mis padres, profes y claro DIOS y de paso los abuelos ñ.ñ se sientan orgullosos de lo que crearon.

me despido abue, felicitándote por tener a tan grandiosa madre, y de igual forma a ella por ser una gran mujer.

besitos tiernos y abracitos. cuídate abue, que te encuentres de lo mejor siempre.

santiago dijo...

felicitarte es poco, leerte es mucho, me quedo con tus letras.
un abrazo amigo

PHOEBE dijo...

Dejarse mecer en los versos de tu madre es maravilloso, Terly.

El otoño que lleva implícito la renovación de las hojas y del alma... envueltos en el ciclo divino de las estaciones.

Precioso. Gracias por compartirlo.

Un achuchón muy cariñoso para tí, amigo.

Terly dijo...

Jesús Arroyo:
Yo estoy en comunicación con ella y me dice que ha recibido tu felicitación y que te corresponde con su agradecimiento.

BELLOTERIX:
Hola, paisano: he querido dejar en tu blog un comentario y a pesar de las muchas visitas y los muchos intentos, no lo he conseguido. O soy muy torpe -cosa muy probable- o el sistema para comentarte no funciona.
Te agredezco tu bonito comentario y sobre la SGAE, qué decirte, que son como una mosca cojonera.

Narci:
¡Qué alegría me da ver tantos paisanos por mi blog!
Mil gracias por tus bonitas palabras.

MAJECARMU:
Creeme, querida amiga, que ni a sus hijos, nietos, bisnietos y todos cuantos la conocieron, nunca nos ha abandonado, a pesar de marcharse por ley de vida, siempre la sentimos a nuestro lado.

SIMBAD:
¡Qué decirte a ti, querido hermano! que una vez más has conseguido emocionarme con tus palabras, que no ha sido la primera vez que lo has hecho y que estoy seguro de que tampoco ésta va a ser la última.

Aecendo:
Tu hoja es una maravilla, siempre verde, así la veo en otoño y primavera. ¡Qué alegría!

Pilole:
Sin otoño, tampoco habría primavera, ¡Esta es la maravilla de la vida!

Marina-Emer:
Sí querida amiga, fue mi madre que nos dejó un bonito legado de poesías y amor. Gracias por tus palabras hacia ella.

Pedro:
No te quepa la menor duda, desde donde quiera que esté, protegiendo a sus retoños y los nuevos brotes primaverales.

Maria Jesús:
Mil gracias.

Mariannete:
Gracias por tu comentario. Sí estuve en Italia pero ya de nuevo aquí, al pie del cañón.

Elena:
Gracias, querida amiga, por tu visita y bonito comentario.
He recibido tu mail, te contestaré en breve.

Juliana:
Querida paisana "extremeña y Argentina" o "argentina y extremeña" No sé si te he dicho alguna vez que eres un cielo, pero... lo eres.
Gracias en nombre mío y de mi hermano por tus bonitas palabras hacia nosotros.

Emma:
Querida nietecilla; a ti ya he pasado a contestarte en tu blog.

Santiago:
Mi mayor agradecimiento por tu visita y tus afectuosas palabras.

PHOEBE:
Querida amiga:
Recibo con gran alegría tanto tu comentario como tu achuchón.
Aunque el contacto sea a través de la pantalla, se percibe el calor tanto del uno como del otro.

Para todos un feliz final de "finde" y besos y abrazos en autoservicio, cada cual que coja lo que quiera.
.

Militos dijo...

Esto si que es un otoño para enmarcar. Precioso, Terly,y cómo se vé que no podía vivir ni escribir sin llevaros bien adentro.

El Cuento de Navidad, lo imprimí el pasado año y uno de mis nietos, el que mejor lo hace, nos lo leyó después de la Cena. Fue un momento entrañable gracias a ti y a tu madre, por supuesto.
un beso
Un beso

Terly dijo...

Querida Militos:
Cada acto de su vida lo realizó pensando en todas las personas que la querían y a quien ella amaba profundamente.
Me ha gustado saber que el cuento de Navidad lo leísteis en familia después de la cena porque también nosotros lo hemos hecho en algunas ocasiones con nuestros hijos y ahora con nuestros nietos.
Un beso.