24 nov. 2010

LOS TRES ABETOS (Micro-cuento)

De
Paola Vázquez-Dodero Romero
(Mi nieta de 9 años)
.
.
.


Había una vez tres abetos que estaban solos, ya no había árboles en el bosque.
Un día vino el viento y dijo:
-Necesito vuestras semillas para esparcirlas y que salgan nuevos árboles.
El primero dijo:
-Yo no te daré mis semillas porque no sé donde crecerán mis arbolitos, las plantaré yo aquí, a mi lado.
El segundo abeto dijo:
-Mis semillas yo no se las daré a nadie, las tendré siempre junto a mí, no las cederé para que no se alejen de mí.
Y…el tercero dijo:
-Yo te daré mis semillas, espárcelas bien por todo el campo.
-¡No deberías haber confiado en él!, le dijeron los otros dos abetos.
Al año siguiente, el viento regresó y oyó decir al primer abeto que se asfixiaba. Los abetos pequeños que le rodeaban le estaban quitando el aire y el agua.
El segundo abeto estaba medio podrido porque no recibía el sol.
El tercero, le dijo al viento:
-Si vienes a por más semillas, sólo me quedan unas pocas.
El viento, contestó:
-Sí, vengo a por más semillas, pero también, esparciré algunas de las que me habías dejado.


El viento esparció todas las semillas y creció un precioso y gran bosque.
El abeto dijo:
-Muchas gracias. Nos veremos el próximo año.
Adiós –dijo el viento-

F I N
Paola Vázquez-Dodero Romero

(Mi nieta: 9 años)
.
NOTA DEL ABUELO:
Permitidme que hoy haya publicado este micro-cuento de mi nieta Paola escrito hace siete meses, tenía nueve años recién cumplidos. Es una devoradora de cuentos y cuando te pide algún regalo, siempre es un libro. Tan sólo he tenido que poner algún acento que faltaba.

No sé si es imaginación de abuelo que chochea, pero me parece adivinar un doble mensaje en él, por una parte el de la libertad, puesto que ella interpreta las semillas como hijos de esos árboles y por otra, el de la generosidad al ofrecer sus semillas para que el bosque no muera.

.
Terly
.

24 comentarios:

María Bote dijo...

Me parece un microcuento maravillosos, sobre todo en una niña de sólo 9 años, Terly. Denota en ella una gran sensibilidad (de casta le viene al galgo, que decimos por aquí)y denota, como bien dices, su empatía por la libertad y la generosidad; dos grandes valores, amigo. Te felicito como abuelo orgulloso que debes estar.
Besos. María.

MarianGardi dijo...

Bonito relato de una niña tan jovencita que ya apunta bien.
Un abrazo Terly

Juliana Gómez Cordero dijo...

¡Que me dices! El retoño se destacó con la facilidad que da el pertenecer a un arbol cargado de sabiduría e inspiración.
La rama, orgullosa del inicio de su tierna descendiente, estará sintiendo la descarga emocional del tronco principal que, aunque ausente físicamente,con seguridad, sonreirá feliz gozando con el prodigioso debut.
Felicita a tu nieta de mi parte y envuelto en un babero, un beso para tí.
Juliana

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

Terly porfavor nada de chocheos !!!!!!!!!!! que preciosidad de niña tiene que ser tu nieta!!!

Dale un montón de besos de mi parte

Fernando dijo...

Ya quisiéramos nosotros, los que hasta nos consideramos escritores, fuéramos capaces de escribir ese maravilloso, tierno e inteligente relato. Cuida mucho de que tu nieta no abandone la lectura y siga escribiendo sin pausa. Un fuerte abrazo, querido y admirado abuelete Terly.

José María Alloza dijo...

Pos me he quedado pasmado ante este cuento; es que lo tenéis en la sangre.
Un abrazo.

MAR SOLANA dijo...

Mi querido amigo:

Te felicito doblemente. Primero por volver a animarte un poquito con el blog ;) y segundo por el pedazo de "escritora-fabulista" y fabulosa ;D que tienes como nieta.

¡Es un cuento delicioso!

Que con nueve años ya hable de valores tan importantes como la libertad y la generosidad, y lo más importante, que no los explique en el cuento, los muestre con acciones de los personajes o los deje traslucir... ¡es una pasada!!

PAOLA: ¡¡ME QUITO EL SOMBRERO!! BIENVENIDA AL MUNDO DEL CUENTO.

Un fuerte beso, Terly, ¡cuánto me alegro de que hayas compartido esto con nosotros!!

Cuídate...

ROCIO dijo...

Como no va a escribir bien tu nieta viniendo de semejante tronco familiar de escritores.

Me ha encantado porque admiro mucho lo que los niños escriben.

Cuida a tu mujer mucho y más.

Un besote gordo para ti y para ella.

Rocío

Angelo dijo...

Voy a tenerte que pedir un gen familiar. ¡9 años y ya escribe esto!
Felicidades. Me ha encantado. abrazos

Sílice dijo...

¡Qué ingenuidad y qué bello relato, Juanjo! Tu nieta va para ser una buena cuentista, con lo difícil que es eso...
Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Terly,cuánto me alegro de que tu nieta Paola haya leido lo suficiente como para profundizar en lo importante que es "sembrar vida"alrededor...Dar lo mejor de uno mismo,que se va multiplicando,porque el Universo nos premia y nos dá el triple de lo que damos...!!
Este cuento aporta con sus letras el ideal de "crear y recrear..."que todos en el fondo buscamos con las nuestras.
Paola,felicidades y sigue escribiendo,no lo dejes nunca porque estás creando tu mundo interior y desde él vas a mejorar el mundo exterior,ya lo verás...!!
Mi abrazo inmenso para ti Terly y para tu nieta.
M.Jesús

La Gaceta Flamenca- Ramona dijo...

Enhorabuena al abuelo chocheando...asi estamos muchos. Verdaderamente el cuento está pero que muy bien, tiene su miga y su gracia.
Un beso para los dos

Mayde Molina dijo...

Qué maravilla Terly, que a va a ser chochear de nieta, es un cuento lección para todos, que nos hace meditar de los dones tan lindos, que poseen algunos niños.
Tu nieta crece generosa y creativa, como su abuelo. Y su madera de escritora ya reluce bien linda.

Besos para ti y Paola

Militos dijo...

Y yo lo interpreto, querido Terly, como una gran lección para todos los cristianos: sembrar a voleo y que Él recoja los frutos. Felicidades, millones de Felicidades por esa nieta, también a sus queridos padres y a ella, como no. Que siga aprendiendo de su abuelo y de esa maravillosa saga de escritores españoles qde son sus raices.
Un beso

Trini dijo...

Pues me h aimpresionado que que tenga 9 años y haya sido capaz, no sólo de escribir este precioso cuento, sino además, de que en él ondee una enseñanza. La generosidad de unos y el egoísmo de otros, tal como el la vida misma.

Mi enhorabuena a y por tu nieta

Un abrazo, Terly

Anónimo dijo...

Y yo, tengo el honor de conocer personalmente a la autora y hasta haber pescado con ella...
Pablo (Simbad)

Jorge Torres Daudet dijo...

Terly, es la saga, que sigue; la semilla, los genes de bisabuelos, etc.
Un abrazo.

Galeote dijo...

Excelente relato de tu nieta Terly.
Casi seguro será una gran escritora.

Un abrazo para ti y un beso para ella.

Laura Caro dijo...

En el lenguaje de ahora:

Yo " flipo" con esa familia que tienes y con esa familia que sois.
¡Vaya suerte tener en la casa reunidos tantos talentos...!
Un abrazo grande, Terly.

Terly dijo...

Bueno, queridos amigos, con vuestros comentarios llenos de cariño hacia mi nieta, me habéis dejado sin palabras.
Estoy seguro de que a ella, que los ha leído todos muy atentamente, le servirán de acicate para seguir escribiendo, la afición a la lectura que es lo más importante para llegar a escribir, ya la tiene.
Adelante, Paola, que escribir es empezar y luego ya no se sabe parar.
Para mi nieta, un besito muy fuerte y a todos vosotros mi agradecimiento y afecto.

Lorena Machuca W. dijo...

Qué linda moraleja!!

Clave de Sol dijo...

¡Qué orgullosa estoy de mi sobrina!
Es una artista...no sólo en la escritura, sino también en la música, el dibujo,...
Con 9 años ya empieza a componer sus primeras canciones de piano...
Paoli, un beso enorme... me ha encantado tu cuento!!!!

Urdanautorum dijo...

¿Chochear?, naturalmente, y quien no con una niña así.
Un abrazo amigo Terly

Luisa Arellano dijo...

El cuento es precioso, Terly. Tenemos una escritora en ciernes!!
No estás chocho, es que tienes motivos de sobra para sentirte abuelo orgulloso.

Un abrazo muy grande, paisano.