6 feb. 2011

¡ SALVE !

De
Pablo Romero Montesino-Espartero
(Mi hermano)
.
.
.
.
Hoy recibo esta aportación de mi hermano Pablo y sin poner ni quitar una coma, tal como recibo su e-mail, después de copiarlo, aquí lo pego. (Terly)
..
............................
..
.Hola Juanjo:
Ahí te mando una anécdota vivida ayer. Espero que si la publicas, no me excomulgue alguno de tus “fieles” amigos.
Un abrazo
Pablo
..
.
ANÉCDOTA..
...

No soy un practicante asiduo en cuanto a la asistencia a misa se refiere. Creo firmemente en la existencia de un Ser Supremo que yo, personalmente, lo encuentro contemplando la naturaleza y sobre todo cuando me extasío admirando el firmamento. Ahí lo veo en toda su dimensión.
..
Pienso que la imaginería religiosa ha sido hecha por manos pecadoras, por tanto solo puedo admirar en ella, el arte que representa en sí misma, pero no mucho más, sobre todo si esa imaginería está llena de polvo o abandonada por falta de atención y cuidados.
..
Pero sucede, que a veces siento también yo la necesidad de entrar en una iglesia y rezar como me enseñaron mis padres y en el colegio de frailes en que cursé mis estudios primarios y de bachillerato. Ayer fue uno de esos días.
...
A mi derecha, tuve durante toda la celebración a un señor de mediana edad, que con una voz envidiable, cantó y rezó a voz en grito toda la liturgia del acto, mientras el que esto escribe, se hacía un lío en el credo, el padrenuestro y el yopecador, debido a que aún hoy, soy incapaz de asumir los cambios habidos en la letra de estas oraciones. Me sentí acomplejado durante toda la misa al no poder competir con mi compañero de banco y me limité a decir Amén, cuando así lo requería la ocasión, pero con voz firme y rotunda, con el fin de que no me tomara por un “outsider” que estaba allí para curiosear.
..
En un momento dado, el celebrante nos llamó al rezo de la Salve en latín. Para mi regocijo, el barítono se quedó mudo como una pared y con toda mi voz, que tampoco es manca, recé la Salve que aprendí de joven en el Colegio San Antonio de Padua de Cáceres, marcando bien los tiempos y con una pronunciación en latín de antes de la Reforma Litúrgica del Concilio Vaticano II.
..
Terminada la misa, en el momento de abandonar el banco, le eché una mirada y le dije : ¡salve¡ , pero no me contestó.
..
Pablo (Simbad)
Mi hermano
..

11 comentarios:

Fernando dijo...

Terly, la carta de tu hermano me ha gustado mucho. Primero por su honestidad y luego por esa experiencia que yo creo hemos vivido todos los que tenemos unos pocos años. A la edad de quince años pasé una temporada en un colegio de la parte alemana de Suiza. Como buen cristiano, asistía a misa. La misa, en aquellos tiempos, la decía el sacerdote en latín. Yo me sentía ciudadano del mundo, era mi idioma cristiano. Puede que el Concilio haya decidido que es mejor el idioma local, pero yo no olvido aquellos momentos. Por otro lado, yo,como tu hermano, pienso que lo más importante no es cumplir con las normas litúrgicas, sino sentir y ejercer de verdad el amor. Un saludo cordial.

ARCENDO dijo...

Extraordinaria declaración de fé. Sencilla, concisa, impresionante.
Claro, que le contestó finalmente, igual que el ve, al Ser Supremo contemplando la naturaleza y admirando el firmamento; estoy seguro que terminará oyendo la contestación a su SALVE de igual modo, de una manera tan natural como misteriosa.
ABRAZOS.

Maria Jesus dijo...

Tu hermano tiene sentido del humor y una fe sencilla, natural. He entrado para leer otra entrada que figura como la última ( esta ya la había leído) y no me sale, ya lo he intentado dos veces.

Volveré. Un abrazo

Carmendy dijo...

Un testimonio precioso, sencillo y escrito desde el corazón y los sentimientos más nobles.
Abrazos para los dos, con mi admiración sincera.
Carmendy

Juliana Gómez Cordero dijo...

Querido Terly, me gustó la carta de tu hermano y la sinceridad con que dice que el siente a Dios de una manera sencilla pero personal y cuando tiene la necesidad se ir a misa,lo hace con fe, sin sentirse obligado, o cumpliendo un ritual. Eso es lo que yo interpreté.
Dile que lo entiendo, porque pensamos igual.
Un beso a ambos

Anónimo dijo...

Gracias Juliana por tu comprensión.
En esa Argentina de naturaleza increible y que conozco de mis viajes, la oración que publicó Terly y que en cierta medida define mi creencia en Dios, quizás podría serte útil para agradecerle cuanto de hermoso te rodea.
¡Qué el verano austral te permita gozar de la hermosísima Cruz del Sur. Saluda en mi nombre a Alfa del Centauro.
Un afectuoso saludo


Blog “Extremeño en Cataluña” en 2009

Ante Ti Dios mío, creador del universo,
póstrome al alba de mi nuevo día,
y al sentir del sol su caricia,
agradecerte quiero de tu obra tan suave beso.

Te veo ¡oh Dios¡, mío y de mis hijos,
arriba en las cumbres nevadas de los montes,
en las flores abiertas de mi valle,
en el viento, en las nubes y el rayo.

Te siento dentro de mí, ¡Oh mi Dios¡,
en mi pulso, en mis lágrimas y en mi aliento,
y vives en todo mi ser tan dentro,
que mis ojos se apagan si en Ti no pienso.

Contemplo extasiado en la noche tu huella,
y a través del cielo cuajado de estrellas,
veo tu mano, oigo tu voz
y en mi alma siento el soplo de tu amor.

Pablo Romero (Simbad)

El Drac dijo...

jajaja ¡qué chanza! su voz no es manca...! tu hermano francamente tiene un oportunismo divertidísmo para la ocurrencia y lo mejor, con un respeto y pulcritud ¡hasta en el pensamiento! únicos Me alegró muchísimo la noche. Un gran abrazo

Oréadas dijo...

A eso se le llama tener memoria.
:-) Un beso

Militos dijo...

Me encantó el relato de Pablo, hay cosas que siempre permanecen, aunque parezca lo contrario.

Terly: vine a darte las gracias por seguir tan de cerca el nacimiento de mi nieta, gracias por vuestro apoyo y oraciones todo va muy bien, ahora sólo queda que la nena vaya cogiendo peso.

Muchas gracias también a Tonia y un beso con mi cariño para los dos

Terly dijo...

Querido Pablo:
Soy de la opinión de que cualquier ser humano puede llegar a ser santo y tampoco creo que para ello se necesiten grandes cosas, ni siquiera seguir grandes reglas, yo creo que el verdadero camino para ello es la honestidad y tú, aquí en esta entrada has demostrado la tuya.

Queridos amigos:
Para todos mi enorme agradecimiento, por estar siempre cerca de nosotros, acompañado de besos y abrazos según proceda.

Anónimo dijo...

Desde la raya (la que divide a España y Portugal, ojo¡) "muito obrigado irmao".
Gracias también a quienes pensando de otra forma, se han decidido a dejar sus comentarios.
Pablo