5 feb. 2012

SEPTIEMBRE (Calendario de Espinelas) 9/12

De Terly
.


SEPTIEMBRE
.
Los pajarillos están
abandonando sus nidos;
para ser bien instruidos
a las escuelas se van.
Les acompaña el afán
de nutrir el intelecto
para empezar el trayecto
que va a la universidad.
Allí, con seguridad,
terminarán su proyecto.
.
Terly
.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Si el proyecto termina en la universidad, lo tienen claro. De todas formas siempre les quedará
la opción de la maleta y la Patria no se lo agrederá jamás. La espinela ingeniosa y bien construida (con perdón).Un abrazo.
Pablo

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Qué bonita metáfora la que hoy nos traes, por aquí los pajarillos van a la escuela desde febrero hasta noviembre.

Abrazos.

MiLaGroS dijo...

Muy simpático Salu2

Carmela Rey dijo...

Muy musical e instructor.
Un abrazo

Rosa dijo...

Lástima que el proyecto de la humanidad se sontraponga con el de la naturaleza.

Siempre es un placer visitarte, querido Terly.

Un beso

Shikilla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Shikilla dijo...

...Y cuando abandonan el nido se nos queda a los padres ese síndrome "del nido vacío" que nos deja calladitos sin decir ni pío!!. Claro que, aunque les echemos de menos, no será para tanto si esto sigue asi, les tendremos en casa hasta que se jubilen.

Terly dijo...

Rafael:
Gracias, querido amigo, por venir desde tan lejos a visitar mis Espinelas.
Un fuerte abrazo.

Terly dijo...

Pablo:
Confiemos en que la situación mejore y que nuestros estudiantes, terminadas sus carreras, puedan incorporarse inmediatamente a la vida laboral sin necesidad de tomar la maleta.
Un abrazo.

Terly dijo...

Milagros:
Gracias, amiga mía. 2salu2.
Y besos.

Terly dijo...

Carmela:
Tienes razón, la décima es como cantar una cancioncilla.
Besos.

Terly dijo...

Rosa:
Tu presencia en este blog con esa ancha sonrisa, es una delicia.
Besos, querida amiga.

Terly dijo...

Shikilla:
Querida casi paisana, ese nido que pareció quedarse medio vacío, en mi caso, se llenó de nuevo con la alegría de un yerno y tres nietos que hacen por dieciséis, jajaja...
Besos, amiga.