18 mar. 2012

FLORBELA ESPANCA (La musa de Portugal)

Traducción al español de la interesantísima entrevista que sobre la poetisa Florbela Espanca le hace uno de los periódicos más conocidos de Portugal a mi sobrino, el filósofo, novelista,  guionista, investigador y articulista JOSÉ CARLOS FERNÁNDEZ ROMERO


ENTREVISTA AL ESCRITOR JOSE CARLOS FERNÁNDEZ SOBRE FLORBELA ESPANCA

- ¿Cómo se interesó por el personaje y la obra de Florbela Espanca?
Cuando llegué a Portugal en el año 2004 comencé a interesarme por su literatura, que desconocía. Un día, en una biblioteca encontré una Fotobiografía de ella, escrita por Rui Guedes, que es quien dedicó verdaderamente su vida a sacarla del olvido en que se hallaba, editando su obra completa (Poesías, Cartas, Cuentos...). Al leer los poemas, fragmentos de cartas y narraciones, quedé estupefacto. Especialmente por la belleza de sus versos, por su gracia y musicalidad, y por el poder de evocación de sus metáforas. Y por como el Amor aleteaba en sus versos, insaciado e insaciable, y aunque nostálgico, siempre generoso y tierno llevándonos con sus poderosas alas a un cielo de vivencias estéticas. Me trajo inmediatamente a la memoria a la poetisa Safo, a quien Platón llamó la Décima Musa.
-  ¿Puede mencionar cuál es su poema preferido?
Vaya, para mí decidir entre uno de sus poemas es difícil, como elegir entre una pintura o una obra de música clásica. Parece también que en cada momento hay un poema que quiere susurrarte su belleza y verdad oculta, y en ese momento es ese y no otro el que maravilla.

Hay uno que la retrata como ningún otro, es Versos de Orgullo, editado póstumamente en el libro Charneca em Flor, es un poema que nos puede ayudar a como a ella, no olvidarnos de nosotros mismos, del cielo que traemos a la tierra. Pues lo que ennoblece la vida es siempre el misterio que brota de lo profundo del alma, la embellece y dignifica.

O Mundo quer-me mal porque ninguém
Tem asas como eu tenho! Porque Deus
Me fez nascer Princesa entre plebeus
Numa torre de orgulho e de desdém!
 
Porque o meu Reino fica para Além!
Porque trago no olhar os vastos céus,
E os oiros e os clarões são todos meus!
Porque Eu sou Eu e porque Eu sou Alguém!
 
O mundo! O que é o mundo, ó meu amor?!
O jardim dos meus versos todo em flor,
A seara dos teus beijos, pão bendito,
 
Meus êxtases, meus sonhos, meus cansaços...
São os teus braços dentro dos meus braços:
Via Láctea fechando o Infinito!...
 
VERSOS DE ORGULLO
 
¡El mundo me quiere mal porque nadie
Tiene alas como yo las tengo! Porque Dios
Me hizo nacer Princesa entre plebeyos
¡En una torre de orgullo y de desdén!
 
¡Porque mi Reino queda más Allá!
Porque traigo en mi mirada el vasto cielo,
¡Y porque oros y resplandores son todos míos!
¡Porque Yo soy Yo y porque Yo soy Alguien!
 
¡El mundo! ¡¿Qué es el mundo, oh amor mío?!
El jardín de mis versos todo en flor,
La mies de tus besos, pan bendito,
 
Mis éxtasis, mis sueños, mis cansancios...
Son tus brazos dentro de mis brazos:
¡Vía Láctea cerrando el infinito!...
.
-¿Cuál podemos llamar su obra más destacada?

Ella misma reconoce que Charneca em Flor, su último libro de poemas, que fue editado pocos meses después de ella morir. En él reúne los poemas escritos durante los últimos años de vida, sus poemas de madurez estética y vivencial. Guido Battelli reunió una serie de poemas que por ser demasiado íntimos, ella no quiso reunir en otras colecciones. Se trata de Reliquiae, que es, junto a Charneca em Flor un monumento de sublime belleza.
- ¿Cuál es, en la Literatura Portuguesa, la importancia de la poesía de Florbela Espanca?

Hoy día es la poetisa más amada alcanzando categoría real de Musa, como es llamada a veces, o de Dama del Alentejo. Por desgracia, más amada de la gente que de las Academias. Según mi opinión, y he recorrido Portugal dando conferencias sobre esto mismo, la considero la mejor poetisa, no sólo del siglo XX, sino de la literatura portuguesa de todos los tiempos, sin ninguna duda. Hay un modo de comprobar que esto es así: Es difícil asistir en este país a un recital de poesía en que no se digan sus versos, en una proporción abrumadoramente superior a otras poetisas.

Otras vates prolíficas y muy queridas por la Revolución del 25 de Abril, como Natalia Correia, que la criticó y difamó injusta y ferozmente en el prólogo del Diario de Florbela, no podrían, aunque quisieran, decir lo mismo. Portugal se rinde ante el genio de la poetisa que expresó Su alma y nostalgia como ninguna otra, cada vez más. Y esto a pesar de muchos intelectuales (que no significa lo mismo que inteligentes), que querrían ver sus versos enterrados en el mismo túmulo que sus restos mortales. La maraña de sus pensamientos desordenados y llenos del barro del mundo les impide percibir la belleza pura y amorosa de sus poemas.
Auguro, y no creo ser muy audaz al decirlo, que en una o dos décadas Florbela estará a la altura que merece, junto a su alma gemela Fernando Pessoa. Y no olvidemos que esta es la única poetisa a quien el poeta de Mensagem llamó alma gemela.
- ¿Cuál es la magia de la poesía de Florbela, por qué llama tan poderosamente la atención, especialmente a los jóvenes?
Cautiva el alma, como si la dejara desnuda frente a un espejo. Es semejante a la música de Chopin. A pesar del drama y miserias del mundo hace evidente que existe otro más bello, más bueno, más justo, como decía Platón, aunque nos hallemos revolcando en el barro de este. Quizás lo que ella dice de sí misma en su Diario es lo que nos cautiva de su poesía, pues en sus versos desnuda su alma, casta y generosamente, sin guardarse nada para sí, lo cual indica un coraje a toda prueba:
Una muchacha valiente, siempre sincera consigo misma (...). Honesta sin prejuicios, amorosa sin lujuria, casta sin formalidades, recta sin principios, exaltadamente viva, palpitando de savia caliente como las flores salvajes de tu campo bárbaro y agreste.

Esto es quizás lo que no han soportado muchas de sus detractoras ácidas y corrosivas como Agustina Bessa-Luís o Natalia Correia, quizás les desconcertaba tanta femineidad, o tanta independencia de carácter y libre criterio sin perder, precisamente femineidad. Y es que el Eterno Femenino aletea en los versos de Florbela como la divina ave azul de los Sueños del Alma, los que aunque nunca lleguemos a realizar eternamente la alimentan.
- ¿Cuáles podemos llamar los rasgos distintivos de su poesía?

Hay un estilo “Florbeliano”, que fue imitado en la primera mitad del siglo XX en Portugal, y que nace de su misma poesía. Como diría el filósofo, poeta y mago Giordano Bruno, en el siglo XVI, la poesía no nace de las reglas, sino estas de la poesía, que es siempre, si verdadera, un don del Cielo.
Cuál es su “huella digital”: el que escriba sus poemas en la forma del soneto (aunque ocasionalmente y en su primera juventud usara otras formas métricas), la musicalidad de sus poemas, versos y palabras donde nada hay cacofónico, vulgar; estas fluyen siempre como el agua pura y cantarina de un regato de montaña; otro rasgo de su poesía es su pureza, y la pureza de sus imágenes en que no hay trama intelectual, sino una lectura de su propia alma, sin artificios, y del alma de la Naturaleza. Da la impresión que sus versos llegaban a su mente como un rocío del cielo, o como una voz del abismo diciendo lo que deben, pero sin vestimentas que opaquen o desfiguren su alma desnuda... uno puede reír, llorar, cantar o danzar con sus versos, o aún meditar sobre los profundos significados y evocaciones de sus metáforas, pero no enredarse en ningún tipo de telaraña intelectual.

- ¿En qué medida y forma es la poesía un espejo de su propia vida personal?
Como el árbol (y por tanto la flor y el fruto), de la raíz y de las profundidades húmedas en que penetra, su poesía se alimenta de las vivencias personales, de su dolor y angustia por sentirse prisionera de la vida. Vivencias que ningún daño harían a un alma de madera, se convierten en dramas frente a su hipersensibilidad. Aunque son estos mismos nervios, tensos como cuerdas musicales los que le permiten responder con tanta belleza al ser pulsados por la respiración de la Naturaleza y por los enigmas de la vida.

Hay un poema que expresa muy bien esta hipersensibilidad, diríamos enfermiza, pero tan común en los poetas que son “hijos del Cielo”. Un alma de barro vive bien en el lodo, el de una sensitiva se ahoga en él. El poema mencionado es Nervos D’Oiro, y apareció publicado en Charneca em Flor.
O Meus nervos, guizos de oiro a tilintar
Cantam-me n'alma a estranha sinfonia
Da volúpia, da mágoa e da alegria,
Que me faz rir e que me faz chorar!

Em meu corpo fremente, sem cessar,
Agito os guizos de oiro da folia!
A Quimera, a Loucura, a Fantasia,
Num rubro turbilhão sinto-As passar!

O coração, numa imperial oferta.
Ergo-o ao alto! E, sobre a minha mão,
É uma rosa de púrpura, entreaberta!

E em mim, dentro de mim, vibram dispersos,
Meus nervos de oiro, esplêndidos, que são
Toda a Arte suprema dos meus versos!


NERVIOS DE ORO
Mis nervios, cascabeles de oro que tintinan
Cantan en mi alma la extraña sinfonía
De la voluptuosidad, del dolor y la alegría,
¡Que me hace reír y me hace llorar!
 
En mi cuerpo estremecido, sin cesar,
¡Agito los cascabeles de oro de la locura!
La Quimera, la Locura, la Fantasía,
¡En un rubro torbellino Las siento pasar!
 
El corazón, en una imperial entrega,
¡Lo yergo hacia lo alto! Y, sobre mi mano,
¡Hay una rosa de púrpura, entreabierta!
 
Y en mí, dentro de mí, vibran dispersos,
Mis nervios de oro, espléndidos, que son
¡Todo el Arte supremo de mis versos!

- ¿Qué episodios de su biografía han quedado especialmente grabados en su poesía?

Más que un episodio lo que más se ha reflejado en sus versos fue la búsqueda del Yo Profundo, y sus cantos, verdaderos himnos, de nostalgia y de amor, cada vez que estos asomaban su faz triste y alegre por las ventanas de su intimidad. El enamorarse, una y otra vez y las angustias que vivió así hicieron nacer muchos de sus sonetos.
- ¿Cómo influyó en ella el hecho de que el padre no la considerase una hija legítima? ¿Quedó, como se dice, traumatizada con esta conducta?
Esa es una injuria sin ningún fundamento, si no recuerdo mal, de la pluma de Agustina Bessa-Luis y es decididamente mentira. Lo que a ella le marcó fue ser hija de una “madre de alquiler”, que vivió y murió miserablemente, y la frialdad con que la debió tratar, por tanto su “madrastra”. Si uno lee atentamente sus cartas, diarios, etc... y examina los hechos desnudos ve lo bien que su padre la educó, amparó y como siempre reconoció ante todo el mundo que era su hija, aunque no hiciera el trámite legal. Hay momentos de la vida de Florbela en que se quejó de la incomprensión del padre, como expresa, por ejemplo, en una de las anotaciones del Diario. Pero es que entrar en las complejidades laberínticas de la psique de Florbela no debía ser asunto fácil, y menos para un hombre. Al padre le preocupaba que siendo Florbela tan inteligente y habiendo leído tantísimo no consiguiera ser básicamente feliz, y ella respondía que precisamente por eso no lo conseguía.
- ¿Por qué no fue su nombre, casi ni mencionado en los círculos literarios, por lo menos no hasta que murió?
Todos los libros de poemas que editó en vida (Livro de Mágoas y Livro de Soror Saudade) fueron vendidos en poco tiempo, y las revistas se disputaban publicar poemas suyos, pues los lectores quedaban, como nosotros hoy, maravillados con esta música del alma. Lo que ella no quiso es mendigar atención ni prostituir su alma ni su independencia para “hacerse ver”, y ella se quejó muchas veces que si no se exhibía quedaba alejada de los círculos literarios. Triste asunto. Curiosamente lo más grandes poetas portugueses vivieron casi o totalmente al margen de los círculos y clubes literarios, y tuvieron que editar sus poesías pagando ellos mismos los gastos, como es el caso de Florbela, o directamente las legaron en manuscritos a la posteridad, como sucede con Fernando Pessoa. Finalmente el tiempo reconoce al genio y barre como escoria a quien haya robado sus ínfulas y asumido falsamente sus poses.
- ¿Como era ella como mujer?¿Cuál era su personalidad?
Su personalidad como mujer era compleja, su carácter y especialmente su mirada, nos dice su única discípula viva, Aurelia Borges, de un magnetismo que imponía un severo respeto, pues traslucía una grandeza de alma poco común. Sus gestos irradiaban una voluntad poderosa y se notaba que se había trabajado a sí misma denodadamente, angustiadamente, esforzadamente... Allá por donde iba era una “leona entre ovejas” o mejor, “cisne entre patos” que provocó, éste es el castigo siempre del genio, celos, envidia e incluso odios profundos. Su libertad interior era admirada, temida y criticada.
Ella, de forma expresa, no luchó por los derechos femeninos en ningún tipo de manifestación social, pero sí siendo una mujer moderna, liberada de prejuicios y dependencias emocionales excesivas, con la audacia de seguir su corazón y divorciarse varias veces sabiendo que iba a ser descuartizada por el medio social que la rodeaba; y con la clara conciencia de su valía y de su destino, que era ser, de alma, poetisa y legar sus versos de una belleza eterna a la posteridad.
- ¿Cuál fue la causa de que se suicidara?
Ella se suicidó, lamentablemente, por hallarse exhausta en la difícil tarea de vivir, habiendo acumulado tantos fracasos emocionales, amorosos que devoraron toda su alegría interior. Jamás tuvo miedo a la muerte y el suicidio no fue nada imprevisto, sin reflexión, sino todo lo contrario, algo largamente meditado. Es admirable, no que se haya suicidado, sino cómo, la valentía con que siempre miró cara a cara, los “vertiginosos ojos de la muerte” sin el más mínimo temblor ni ansiedad. En ello se nota que Florbela era por naturaleza filósofa y venció a la muerte en vida, pero que no consiguió superar el hastío y cansancio de vivir en un reino y mundo que ella reconocía, ajenos a su alma.
- ¿Qué opinión le merece el film que acaba de ser realizado sobre esta poetisa?
Por desgracia aún no lo he podido ver, pero lo haré en una o dos semanas y escribiré un artículo de reflexión sobre el mismo. Me alegra mucho que hayan realizado un film de su vida y espero que el mismo tenga una excelente acogida del público portugués, y que así Florbela siga creciendo en el imaginario mítico de este país. Los sabios aztecas llamaron a los poemas “flores y cantos” y así son los de Florbela, flores y cantos llenos de bendiciones para quien abra su alma a su luz y su miel.  Respecto a su vida personal, Rui Guedes, como dije, editó una Fotobiografía, editó su obra completa y reunió todo el material disperso biográfico que consiguió. La discípula de nuestra poetisa, Aurelia Borges escribió una pequeña y muy bella biografía en que le rinde homenaje y expresa su gratitud. La biografía de Agustina Bessa-Luís no puede ser llamada tal, es más bien un estudio psicoanalítico y crítica ácida y corrosiva al mismo tiempo, en él se permite además el lujo de incluir como biográficos los rumores no probados ni justificados que sobre su vida amorosa corrían, y lo peor no es lo que dice sino con el tono vulgar, cínico y casi obsceno con que lo dice.
- ¿Cómo trata Portugal a esta figura, con cariño?
 Sí, gracias a Dios cada vez más. Y poco a poco los jirones de niebla de incomprensión cuando no de malicia sobre su vida, queriendo contaminar su obra se van deshaciendo frente a los ardientes y amorosos rayos de su Sol.

2 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Gracias Terly por este documento... muchos besos

maria jesus dijo...

No conocía esa poetisa. Siempre se aprende leyéndote.Muy interesante.

Un abrazo