31 oct. 2012

ROMANCE DE LOS DOS HIJOS MARINOS

 Autora:
Eladia Montesino-Espartero Averly
(mi madre)

 








Poema escrito allá por los años 60. Las fotos de los dos hijos marinos están hechas recientemente.

ROMANCE DE LOS DOS HIJOS MARINOS
(A mis hijos Juan Manuel y Pablo)


¡Qué lejos están los puertos
de la tierra donde vivo¡
¡Qué lejos están, Dios Santo,
para ver a mis marinos¡

Ellos viven mar adentro
y yo tierra adentro vivo;
¡Con qué inquietud más profunda
me postro ante el Crucifijo¡

Ya vieron la mar violenta
que alza montes y abre abismos
y se han tornado de pronto
más serios y pensativos.

Brillan de ilusión sus ojos
soñando con su destino.
Mar en calma.¡Quién dijera
que ocultas tantos peligros¡

¡Cómo se esperan sus cartas¡
¡Cuántas veces se han leído¡
¡Qué sabor a sal de lágrimas
deja en el alma lo escrito¡

¡Cómo voláis poco a poco
de lo que fue vuestro nido¡
Para el mundo ya sois hombres,
Para mí sois siempre niños¡

Y es que a través de los años
aún alegran mis oídos
tropel de cálidas notas
de “nanas” y “villancicos”.

¡Qué lejos están los puertos
de la tierra donde vivo¡
¡Qué lejos están, Dios Santo
para ver a mis marinos¡

Eladia M-E.A.

8 comentarios:

JUAN dijo...

¡Genial, TERLY!
Yo también tengo dos poemas de marineros, que leí en un programa de radio catalán invitado por Charo Darilea; pero no le llega al tuyo ni a los tobillos: tú eres un maestro de la poesía, yo solo intento aprender de vosotros.Un fuerte abrazo, amigo

Terly dijo...

Juan Pan:
Ese ¡genial Terly! lo tenemos que trasladar a ¡genial, mamá! ya que la autora del poema es mi madre. Lo escribió allá por los años 60 en relación a sus dos hijos Marinos Mercantes (mis dos hermanos) que empezaban a navegar tras terminar sus respectivas carreras.
Por otra parte, no me seas modesto, que tú eres un poeta con una fuerza y sensibilidad espléndidas, así lo he percibido yo cada vez que te he escuchado recitar tus poemas en los encuentros que hemos coincidido.
Un fuerte abrazo.

Oréadas dijo...

El amor de una madre en forma de poesía por la ausencia de sus hijos, precioso poema. Besitos Terly

Terly dijo...

Oréadas:
Gracias, Xary, por tu presencia y comentario.
Un beso.

Urdanautorum dijo...

Hermosa poesía que refleja el cariño de una madre, el rezo cada noche pidiendo la arribada a buen puerto de sus hijos.
Desde allá arriba todavía nos ven como niños.
No extraña tu vena poética leyendo a Doña Eladia.
Un abrazo amigo.


Terly dijo...

Urdanautorum:
Gracias por tu afectuoso comentario, querido amigo Ramón.
Tienes razón, nos ven desde allí arriba y nosotros sentimos su presencia aquí, junto a nosotros.
Un abrazo.

MarianGardi dijo...

Precioso, me llené de emoción leerlo.
En Granada mucho éxito con mi poemario.Besos

Terly dijo...

Marian Gardi:
No sabe lo mucho que me alegro de tus éxitos literarios, querida amiga.
Besos.