7 abr. 2008

ANTOLOGÍA POÉTICA (Peñíscola)

Terly


EL CANTE HONDO


¡No digas que no lo vives!...
¡No digas que no te embriaga!...
¡No digas que son aullidos
que no te sugieren nada!

Hay que pasar una noche,
tan sólo una en Granada,
al rumor de alguna fuente
y al vibrar de una guitarra,
para gustar de este cante
que enajena a las gitanas
cuando a un gitano que sueña
se le rasga la garganta
como si fuera de seda
el tejido de su alma.

Cante que llega muy hondo
si por fandangos se arranca,
soleares, seguiriyas,
granainas o tarantas,
un cantaor de tronío
acompañado de palmas,
de olés y de castañuelas,
de ayes que salen del alma,
de mujeres como diosas
por la luna iluminadas,
de vinos y de requiebros,
en una noche embrujada.

..................................................................


TRAS EL ADIÓS

Si miráis
y no me veis a vuestro lado
porque mi pozo de futuro esté ya seco.
Si ya mi cuerpo
no es nada más que vil materia
con la materia por siempre ya fundido.
Si os encontráis
mi huella en el camino
y os estremece su marca, mi pisada.
Si pensáis
tan sólo en mí un instante
y ese instante sin mí se os hace eterno;
perdido en un rincón del infinito
podré decir mirando hacia este mundo:
¡valió la pena haber vivido entre vosotros!


JJRME (Terly)

No hay comentarios: